Coronavirus

Un integrante de la Generación Dorada estuvo infectado: “Es algo destructivo”

El ex jugador de básquet, con paso por la NBA, fue infectado con el virus que acecha al mundo entero y contó detalles de los síntomas que lo provocó dicha enfermedad

jueves 16 de abril de 2020 - 11:14 am

El coronavirus continúa causando estragos en el mundo entero y esta vez le tocó vivirlo en primera persona a un jugador de la Generación Dorada. Rubén Wolkowyski, ganador de la medalla de oro en Atenas 2004, superó a los 46 años una de las pruebas más importantes de su vida: fue infectado junto a su familia y lograron recuperarse.

El ex basquetbolista se encuentra radicado en Málaga, España, con su esposa y sus dos hijos, quienes también contrajeron el COVID-19. Además de su hito con la selección que encabezó Manu Ginóbili, Luis Scola y Fabricio Oberto; se convirtió -al mismo tiempo que Pepe Sánchez- en el primer jugador argentino que recaló en la NBA.

No sabemos como nos contagiamos, es un virus tan silencioso. Primero empezó mi señora, después le pasó a mi hija, a mi hijo…. Pero con los chicos es diferente: les sube un poquito la fiebre por un día y medio pero no tienen más síntomas que esos“, comenzó el relato de su situación.

Mi señora fue más leve, pero cuando ella estaba terminando me agarró a mí, yo no pensé que me iba a tocar, pero bueno, me tocó. Me dio muy fuerte, estuve casi 8 días con fiebre muy alta realmente es algo muy fuerte, algo destructivo por dentro“, continuó.

En diálogo con Super Mitre Deportivo (AM 790), contó: “La fiebre y el dolor corporal es muy feo, no lo pasé nunca porque tuve gripe, faringitis, que te da fiebre, pero no es tan duro y tan feo. Además es algo nuevo, que uno desconoce y no sabe cómo viene. Mirás la información y ves que la gente empieza a morir por esto, que no hay cura…“.

Luego, siguió con su experiencia: “Pasan 7 u 8 días días y logro tener una mejoría de la fiebre. El doctor me decía que era bueno y al noveno me levanto con casi 40 de fiebre de nuevo. El médico me dijo ‘el virus te hizo una neumonía, que es lo que hace y por eso internan a la gente’. Bueno, entonces me fui al hospital, que es algo que yo no quería porque es un cultivo del virus ahí adentro, y con todas las recomendaciones de cuidado, estuve seis horas en el hospital y después de seis horas me confirmaron que tenía el COVID-19, que me hizo una neumonía el virus“.

Ahí es donde me dan los antibióticos que están dando para este virus y rápidamente a las 24 hs tengo una mejoría. No me dejan internado, porque la falta de aire que yo tenía no era para estar entubado, sino para poder estar en casa. Gracias a que a las 24 horas tuve una mejoría rápida y la fiebre se me fue. Estuve cinco días con antibióticos. Lo único que me quedaba y no se me iba era la tos, por la neumonía, pero al quinto o sexto día me bajó la tos y ya estoy recuperado“, agregó.

A su vez reveló los síntomas al detalle: “El malestar es muy diferente a una gripe común; al segundo día perdés el olfato y el sabor a la comida, a todo. El dolor del cuerpo por dentro es tan fuerte que te deja de cama, continuamente no te podes mover de la cama, la fiebre no te baja, la tos es una tos tirando a seca, sin flema. Son cosas que la gente por ahí desconoce, por ahí se piensa que es una gripe que viene y se va, pero yo creo que la gente tiene que tomar conciencia que este es un virus destructivo y que puede ser mortal. Y lo está demostrando en todas partes del mundo“, concientizó.

Y concluyó: “Es la primera vez en mi vida que tengo miedo. Nunca había tenido miedo a nada, ni de salir a jugar ni de salir a entrenar y de todo lo que se me venía en la vida, pero esto es realmente destructivo. Uno ve la información y dice ‘me puede tocar’, y esto no sabe hasta dónde va ni cuando termina. Tenés la suerte que por ahí estás bien físicamente y tu cuerpo es fuerte, puede reaccionar y pelear, pero si te agarra un poco mal o débil, en 5 a 6 días, esto te llevó para otro lado y sí me agarró mucho miedo“.

COMENTARIOS