Salud

Cuarentena: ¿conviene usar corpiño adentro de casa?

Cuáles serían los momentos en los que recomiendan usarlo y por qué

jueves 23 de abril de 2020 - 7:20 am

Ahora que casi no salimos de casa, muchas de nuestras prendas quedaron olvidadas. En el caso del corpiño… ¿qué hacemos? Lo más importante, por empezar, es adecuarlo a la actividad. A continuación, en qué situaciones se recomienda usarlo.

Embarazadas: deben usar un sujetador para evitar que con la aumento de pecho se caiga y moleste más al moverse.

Lactancia: si estás dando pecho, es recomendable llevar, sobre todo por la subida de la leche. Intentá dormir con una almohada extra para evitar la presión. Es una manera además de controlar la musculatura.

Deporte: siempre, dependiendo del tipo de deporte será de sujeción más fuerte, como en deportes de impacto. Esto es muy importante porque el rebote del pecho al hacer ejercicio puede oscilar entre los 4 y los 14 centímetros con un sujetador normal, y los ligamentos de Cooper (la única sujeción de la zona) pueden dañarse si no está bien sujeto.

Reposo: si estás enferma, no podés moverte, o vas a estar muchas horas relajada, podés optar por llevar uno más ligero, sin aros, e incluso sin tirantes, para evitar cualquier tipo de presión. Uno sin aros puede ser suficiente; ofrecen una comodidad extrema gracias a copas preformadas de microfibra altamente transpirables, ligeras y suaves (también existe con aros, para quienes lo prefieren).

Home office: llevarlo será una manera de no abandonarte y hacer más presente que estás cambiando la forma de estar en casa. Hay modelos incluso que ayudan a mejorar la postura de la espalda mejorando la ergonomía y evitando dolores. Buscá uno que tenga la espalda cruzada y que permita tirar de los hombros hacia atrás para asegurar la postura correcta.

Dormir: Muchas lo usan porque les aporta comodidad y les hace sentirse bien con su imagen. Expertos en medicina estética recomiendan su uso durante las horas de sueño porque previene el envejecimiento prematuro de la zona, sobre todo el escote y las arrugas, y se evita que la piel soporte todo el peso del pecho de forma continua, a lo largo del tiempo, llevando a descolgamientos.

Pero también es importante darle un descanso. El uso permanente del corpiño y el elástico que lo bordea puede perjudicar la circulación. Por otro lado, al dejar de usarlo, se puede lograr una respiración más adecuada y profunda, debido a que no se tiene la presión que genera. Por tal motivo, se logra un mejor nivel de relajación del cuerpo.

El adecuado: para saber cuál es la talla adecuada hay que mirar bien el contorno del cuerpo y la copa del pecho en sí. Los tirantes y la construcción de la espalda son fundamentales en los casos de más pecho, para garantizar una sujeción, dado que existe también peso, y esos elementos son los responsables de sostenerlo. El de nuestra talla ni deja marcas, ni hace que se salga todo para afuera, ni se sube al levantar los brazos.

Fuente: As

COMENTARIOS