Opinión

Desaparecieron las tendencias de Twitter: ¿Arrancó la censura en redes sociales?

Christian Sanz

Director de Tribuna de Periodistas

¿Basta ello para asegurar que hay una suerte de “manipulación” en esa red social?

miércoles 15 de abril de 2020 - 7:40 am

Columna publicada originalmente en Tribuna de Periodistas

De pronto, en el micromundo de Twitter propios y ajenos empezaron a hablar de “censura”. Sencillamente porque, de un momento a otro, desaparecieron las “tendencias” en la Argentina. Por momentos, funciona; por momentos, no.

¿Basta ello para asegurar que hay una suerte de “manipulación” en esa red social? Para nada. Aunque hay todo un contexto que permite especular con esa posibilidad.

Primero, aparece el tópico del “ciberpatrullaje” que hoy en día el gobierno lleva adelante y que fue revelado por la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, en un “sincericidio” del que pronto se arrepintió.

Segundo, se ha potenciado en las últimas semanas la legión de trolls K que comanda el hacker Ariel Garbarz y que se dedica a influir —al menos de intentarlo— en las redes sociales. Fue revelado por este cronista con lujo de detalles en diciembre de 2019.

Tercero, el gobierno comenzó a impulsar puntuales denuncias judiciales contra aquellos que hablan de tres tópicos puntuales: coronavirus, dólar y saqueos (ver al pie).

En las últimas horas, por caso, un joven de 21 años, oriundo de Balcarce, fue detenido por hacer una broma en Twitter sobre el último de esos temas.

“Che, que onda los que no cobramos el bono de 10.000 pesos. Sigue en píe lo del saqueo, no?”, sostuvo. Ello le valió una imputación judicial.

Una digresión al respecto: en un país donde casi nadie va preso por robar desde la función pública —no importa el partido al que pertenezca—, suena absurdo que se detenga a alguien por bromear en las redes sociales.

Como se dijo, no hay elementos suficientes como para aseverar que comenzó algún tipo de censura en Twitter.

Pero tampoco hay que descartar esa posibilidad, sobre todo en el contexto de un gobierno que ha confesado estar interesado en monitorear el “humor social” vernáculo, siempre proclive a estallar en momentos de economías magras.

Como dice una vieja frase del saber popular, “cuando el río suena es porque agua trae”.

COMENTARIOS