Las peleas de los famosos

Alejandro Fantino y una pelea con Daniel Vila que no tiene retorno

Más allá del contrato vigente, la relación de Alejandro Fantino con el canal está menos que en baja, y las rispideces con el duelo del mismo se dejan ver al aire

martes 14 de abril de 2020 - 10:43 pm

Las tibias señales de que el dueño de América TV, Daniel Vila, se encaminaba hacia un retiro anticipado habían dado aliento a sus enemigos, pero no era tan así.

El empresario anunció la venta de sus medios en Mendoza (el Grupo Uno) a un holding cercano al gobierno de Alberto Fernández (lo que finalmente no ocurrió) y, antes, había comenzado a darle lugar en el canal y en radio La Red a su hijo Agustín. Incluso ciertas fuentes cercanas a su socio, Claudio Belocopitt (el controlante del grupo de salud Swiss Medical) llegaron a imaginar que Vila iba a dar un paso al costado.

Sin embargo, en los últimos tiempos el empresario mendocino decidió dar algunas señales claras de que no será así, según reveló Gaceta.com.ar; y menos ahora que Sergio Massa volvió a ocupar una figura de importancia dentro del peronismo en su regreso al poder.

Un incidente que parecía menor, el año pasado, comenzó a revelar hacia dónde va Vila, y Alejandro Fantino, el conductor entonces de “Animales sueltos” aparece como una de las víctimas.

Como invitado a mediados de septiempre del programa, después de las PASO y con el triunfo del Frente de Todos estaba a la vuelta de la esquina, Vila anunció que denunciaría penalmente al presidente Mauricio Macri por mandarle un ministro a “apretarlo”.

Fantino se lo reclamó: “Vos sos mi amigo, Daniel, no me podés hacer una cosa así. Vas a denunciar al presidente ¿y no me avisás antes?”. “Yo no soy tu amigo, soy el dueño del canal, Alejandro“, le refrescó Vila.

Hasta ahí Fantino hacía equilibrio entre el notorio massismo del canal y su fluido vínculo con el macrismo. Pero no lo logró: el conductor fue desplazado de “Animales…” por Luis Novaresio, al nueva “ancla” de América, y luego fue enviado a conducir el magazine “Fantino a la tarde”.

“Es como si estuviera en penitencia: ‘Fantino, (andá) a la tarde'”, deslizaron en el canal de la calle Fitz Roy. “Como si lo hubieran mandado a la B”, completó otro directivo que mucho no lo quiere.

Además, junto con Eduardo Feinmann en diciembre pasado fue eyectado de la radio, donde fue reemplazado por Fabián Doman. Él dijo que por un programa deportivo en TV no podía seguir haciendo radio, lo que en realidad buscó darle elegancia a una salida abrupta decidida por Vila.

La molestia del inflado conductor salió a la luz cuando en un programa reciente hablaba de la reunión del Presidente con los gobernadores sobre lo que sería la extensión del aislamiento social, preventivo y obligatorio: “En un ratito vamos a saber cómo se sale, si se sale y quiénes salen de la cuarentena (…) Te vas a enterar aquí en nuestro programa, en ‘Fantino a la tarde'”.

Algo lo incomodó y prosiguió: “Yo estoy para pedir un cambio (…) Le pediría a Liliana Parodi (gerente de programación del canal) que ponga ‘América a la tarde’. A mí me da vergüenza decir ‘Fantino a la tarde'”, comentó, logrando que sus compañeros de trabajo se rieran de la situación.

Aunque solamente se trató de un comentario, algunos se preguntaron si Fantino le estaría lanzando una indirecta a Pamela David, la esposa del dueño del canal, quien tuvo el nombre de su espacio con la misma premisa hasta el año pasado.

Este domingo debutó “Living América”, un nuevo ciclo que Fantino iba a manejar, en la previa. Pero las cosas cambiaron: “Después de 23 años vuelvo a co-conducir”, comenzó el programa -casi con fastidio-, en el que le pusieron a Débora Plager de coequiper.

COMENTARIOS