Salud

Siete formas caseras de quitar las manchas del colchón

Trucos para dejarlo como nuevo y libre de bacterias

miércoles 22 de abril de 2020 - 7:59 am

Producto del uso y del paso del tiempo, los colchones se manchan. El forro que los recubre sufre el desgaste producido por el contacto humano. Ya sea por la suciedad incrustada, el sudor u otras sustancias, siempre son susceptibles a adquirir esas manchas de color amarillento.

A continuación, algunos métodos sencillos para dejar el colchón como nuevo y libre de bacterias:

Bicarbonato de sodio

Combinado con agua tibia, forma una mezcla quita manchas muy eficaz. Asimismo, permite desinfectar el colchón de bacterias y gérmenes acumulados en la cubierta.

1- En un recipiente plástico mezclá 3 cucharadas de bicarbonato con media taza de agua tibia. Revolvé hasta formar una pasta.

2- Quitá las sábanas y ponelas para lavar.

3- Aplicá la pasta directamente sobre las manchas del colchón. Con un cepillo extendé la pasta sobre el área afectada y remové con movimientos circulares.

4- Dejá secar  y luego repasá con una esponja húmeda para retirar los restos.

Vinagre blanco

Aplicalo directamente sobre el colchón con un paño suave y verás como las manchas desaparecen.

1- Mojá con vinagre blanco un paño limpio y suave (no felposo), principalmente en las esquinas del trapo.

2- Limpiá la superficie con el trapo repasando enérgicamente las manchas.

3- Luego, repasá con una esponja abrasiva humectada con jabón lavavajillas. Esto será necesario cuando las manchas amarillas sean muy antiguas.

4- Limpiá con un trapo húmedo y dejá secar.

Agua oxigenada

Si tu colchón está muy sucio, es un aliado para sacar las manchas y lavarlo en seco. De igual manera, funciona contra las manchas producidas por ácaros, como las de heces y sangre.

1- Tomá una mota grande de algodón y mojala con agua oxigenada.

2- Limpiá las manchas con el algodón, aplicándolo con movimientos circulares.

3- Cuando el algodón esté muy sucio, reemplazalo por otro, igualmente empapado en agua oxigenada.

4- Cuando notes que la superficie está libre de manchas, repasá con una esponja empapada en agua tibia.

5- Absorbé el agua con una trapo limpio y seco. Luego, dejá que el colchón termine de secarse en un lugar ventilado.

Limón y bicarbonato

El ácido cítrico es un potente desmanchador que, además, descontamina el colchón y quita los malos olores producidos, principalmente, por manchas de orina.

1- Exprimí 3 limones en una taza de agua tibia.

2- Revolvé bien y, con la ayuda de un paño suave, limpiá las manchas del colchón.

3- Restregá enérgicamente, humedeciendo el trapo cada vez que sea necesario.

4- Luego, espolvoreá bicarbonato y repasá con una esponja, en caso de que las manchas persistan.

5- Dejá secar el colchón con el aire. Verás como las manchas y el mal olor han desaparecido.

Jabón detergente

Excelente para limpiar colchones con muchas manchas o muy sucio.

1- Mezclá una taza de detergente líquido con agua tibia. Revisá las instrucciones del jabón para asegurarte de que no sea demasiado agresivo para la cubierta del colchón.

2- Humedecé una esponja en la mezcla y dale una buena fregada al colchón sobre las áreas manchadas.

3- Luego, repasá con un trapo mojado para retirar los restos de jabón.

4- Dejá secar el colchón, preferiblemente al aire libre. Los rayos solares ayudarán a blanquear y descontaminar los tejidos manchados.

Vaporeta

El agua tibia es muy eficaz contra las manchas amarillas del colchón. Si no deseás aplicar ningún otro producto que pueda maltratar la cubierta, podés aplicar el siguiente método. Necesitarás de una vaporeta de mano para tener resultados inmediatos.

1- Recostá el colchón sobre la pared, de forma horizontal.

2- Con una aspiradora, extraé toda la mugre acumulada.

3- Llená la vaporeta con agua y dispará el aspersor sobre las zonas manchadas. Revisá las instrucciones antes de usarlo por primera vez.

4- La vaporeta irá expulsando el vapor de agua sobre el tejido. Repasá con la manguera, realizando movimientos lentos, hasta cubrir todas las zonas manchadas.

5- Esperá 5 minutos y repasá nuevamente con la vaporeta. Luego, poné a secar el colchón al aire libre, aproximadamente durante 12 horas, en un espacio limpio, ventilado y con luz solar, preferiblemente.

Amoníaco

Disuelto en agua es efectivo para eliminar cualquier mancha, desinfectando el tejido de la cubierta gracias a sus propiedades antisépticas. Es importante que tengas a la mano una mascarilla y guantes protectores, pues el olor de este gas es muy fuerte. Ventilá bien el área donde vas a trabajar y mantené alejados a niños y mascotas.

1- Colocate la mascarilla protectora y los guantes de látex.

2- Mezclá 2 tazas de agua tibia con media taza de amoníaco.

3- Añadí media taza de peróxido de hidrógeno y mezcla.

4- Cuando tengas lista la mezcla, empapá un trapo limpio y fregá las manchas de la superficie del colchón. Humedecé el trapo y repasá las áreas que lo ameriten.

5- Repasá con una esponja mojada con agua fría para retirar los restos de la mezcla.

6- Poné a secar el colchón al aire libre y expuesto a la luz solar. También podés ayudarlo a secarse con un secador en las zonas más húmedas.

Fuente: Un cómo

COMENTARIOS