Cotización del Dólar

El dólar se disparó: el “liqui” quedó al borde de los $ 110 y el MEP subió a $ 106

La baja en la tasa que ofrecen los bancos por los plazos fijos y el incremento en la emisión monetaria incrementó la demanda de inversores y ahorristas que se refugian en estas dos modalidades de hacerse de la divisa

martes 14 de abril de 2020 - 1:07 pm

El dólar “contado con liqui” y el “dólar bolsa” -conocido también como MEP- se volvieron a disparar este martes por tercera jornada consecutiva y se llegaron a negociar por encima de los $ 114 en horas del mediodía.

Luego, tras una intervención del Banco Central que absorbió 170.000 millones de pesos a través de letras a 28 días, los guarismos morigeraron la suba, pero no frenaron del todo el incremento con respecto a la jornada anterior.

El “contado con liqui”, finalmente, cerró a $108,22 mientras el dólar MEP lo hizo en $105,94.

¿Qué son el “liqui” y el MEP y por qué suben?

El dólar MEP es una forma legal de comprar dólares sin límite -recordemos el máximo de 200 dólares que el Gobierno permite comprar mensualmente a través del banco a cada persona- que se da cuando un individuo, a través de una cuenta comitente abierta en una sociedad de bolsa, compra un bono en pesos (AY24) e inmediatamente vende ese mismo bono en dólares (AY24D). La división del precio en pesos por el precio en dólares arroja como resultado un tipo de cambio implícito por cada operación.

Tal como explicó en una reciente columna el analista financiero Hernán Silvano Lima, la operación para operar “liqui”, también conocido como dólar fuga, requiere comprar el mismo bono en pesos (AY24), pero en este caso lo vamos a vender contra dólares, pero en este caso es la especie AY24C. Por lo general, este tipo de cambio es un poco mayor debido a que incluye el costo de tener el dinero fuera del país otorgando una mayor seguridad jurídica.

“Las razones de la suba hay que buscarlas en un mix entre descenso de tasas en pesos (logrando tasas negativas) que genera un desarme de posiciones en pesos, y el exceso de pesos en disponibilidad impulsó la demanda de dólares a través de un mercado que no presenta restricciones”, resumió Silvano Lima, en diálogo con Nexofin.

COMENTARIOS