Criptomonedas

Comprar criptomonedas en tiempos de incertidumbre, ¿es buena idea?

domingo 12 de abril de 2020 - 12:17 pm

Con una economía tocada ya antes de la actual crisis provocada por el coronavirus, Argentina, al igual que gran parte del resto del mundo, tiene su economía en stand by. Las necesarias medidas de confinamiento y distanciamiento social han obligado a que gran parte del tejido productivo del país se paralice, y con ello también la economía sumergida, que desgraciadamente es el sustento de numerosas familias. De hecho la agencia calificadora Moody’s ya ha bajado la calificación del crédito argentino, llegando a decir que podría incurrir en impagos con sus acreedores.

En la actual coyuntura quizás muchas miradas se hayan vuelto a las criptomonedas, un activo financiero que goza de gran popularidad desde que a finales del 2017 bitcoin, y el resto de las criptomonedas que nacieron a su sombra, experimentaron una espectacular revalorización.

La volatilidad endémica

Algo que debe tener presente todo aquel que decida comprar criptomonedas es su extremadamente alta volatilidad. Aunque a veces reaccione a las crisis con grandes subidas, también suele sufrir grandes caídas sin causas aparentes -aparentes si no nos molestamos en investigar las causas, ya que multitud de analistas analizan cada mínimo movimiento, por ejemplo, la última caída de ethereum parece tener más que ver con una liberación masiva en el mercado de esta criptomoneda con objeto de recoger beneficios, más que con la alerta sanitaria-. Por lo tanto, todo inversor debe tener en cuenta que más que como medio de mantener nuestro dinero a salvo de veleidades inflacionarias del gobierno de turno, la compra de criptomonedas es más bien un acto especulativo, y su cotización se encuentra al albur no solo de los grandes acontecimientos, sino también de hechos a priori más nimios, hechos como el siguiente:

Muchas criptomonedas se obtienen mediante minería -operaciones muy costosas en términos energéticos-, y debido a la situación actual algunas operaciones de minería han dejado de ser tan rentables como antes, sobre todo en China, en parte debido al coste de la electricidad y en parte a la baja eficiencia de los viejos equipos informáticos que se utilizaban en dicha minería, algo que parece no haber ocurrido en operaciones mineras situadas en el oeste. Es decir, equipos informáticos del pleistoceno pueden llegar a influir en la cotización de las criptomonedas.

Criptomonedas mediante CFDs

En las operaciones de trading mediante CFDs -contratos por diferencia- el trader no se dedica a comprar criptomonedas ni venderlas, es decir, haciendo trading mediante las plataformas que ponen a nuestra disposición los brókeres online no utilizaremos ninguna wallet en la cual guardar nuestras criptomonedas, ya que no llegaremos a poseer ninguna criptomoneda.

Por el contrario, el trader utiliza las cotizaciones de las criptomonedas para abrir operaciones en las cuales establece un contrato con su bróker, los CFDs, en el cual ambos se comprometen a pagar a la parte beneficiaria una cantidad basada en la diferencia de la cotización del activo entre el momento de abrir la operación y el momento de cerrarla. Cuando esto ocurre decimos que ha saltado el take profit -que sería cuando gana el trader- o el stop loss -cuando el bróker descuenta las pérdidas del depósito del trader-.

¿Estamos a salvo de la volatilidad si realizamos trading? No. Por mínima que sea, es algo característico de cualquier mercado financiero, si no piensen en el valor de cualquier activo: acciones, viviendas, materias primas o divisas, hace un año, un mes, un día o el minuto pasado y el actual, por poco que sea el movimiento el valor no será el mismo, habrá subido o habrá bajado. Sin embargo, ahora mismo estamos viviendo momentos de especial gran volatilidad e incertidumbre, con los mercados dando bandazos lo más recomendable será analizar profundamente si es conveniente arriesgar nuestro dinero o no en estas circunstancias, ya que movimientos inesperados en los precios pueden sacar a los inversores de sus posiciones con pérdidas muy rápidamente.

Otra característica a tener en cuenta a la hora de realizar trading de CFDs es el apalancamiento –operar con deuda o crédito prestado por el bróker-, que potencia el valor de las operaciones del trader multiplicando su valor por el nivel de apalancamiento con el cual este opere; si es 1/10 multiplicará por diez, si el apalancamiento es 1/20 lo multiplicará por veinte, y así sucesivamente. El apalancamiento es una herramienta que puede ser útil para un inversor muy experimentado pero que implica un riesgo muy alto a su vez, sobre todo para los inversores minoristas, ya que mientras que ofrece beneficios potenciales más altos de lo que el solo uso del capital del trader hubiera permitido, también multiplica el valor las pérdidas, que pueden llegar a ser muy considerables. De esto avisan muchos brókeres en sus plataformas, y conviene hacer caso de la advertencia para evitar un disgusto. Además, en los últimos años ya hay una variedad de brókeres que ofrecen negative balance protection para evitar que las cuentas de sus clientes incurran en deudas, pero no es una política que sigan todos.

Si queremos operar con criptomonedas haciendo trading en vez de comprando criptomonedas debemos tener claro que son dos formas de invertir muy diferentes, aunque en cualquiera de las dos es recomendable un conocimiento concienzudo de dicho mercado.

COMENTARIOS