Rugby

El máximo desafío: Agustín Pichot irá por la presidencia del World Rugby

El ex capitán de los Pumas confirmó su candidatura para las elecciones que se realizarán el próximo 26 de abril

domingo 12 de abril de 2020 - 12:30 pm

Agustín Pichot irá por la presidencia del World Rugby. Anunció su candidatura para las elecciones que se realizarán el próximo 26 de abril. Después de cuatro años como vicepresidente al lado del Bill Beaumont, deberá enfrentarse justamente con el inglés para lograr ser el mandamás en el mundo de la ovalada.

“Empecé a tener diferencias con Beaumont. No lo voy a criticar. No hago campaña con eso. Lo que busco es un empuje para el rugby global. En mi gestión creció la región de las Américas y logramos la expansión del Seven. Pero no veía oportunidades para Fiji, Rumania, Georgia, Uruguay, Estados Unidos en la estrategia a largo plazo. Esa mi motivación. No es un cambio. Es por lo que luché desde el principio”, expresó el ex medio srcum en una entrevista al diario La Nación.

La elección se realizará electrónicamente el 26 de abril, con auditoría desde Suiza de PWC, y los resultados se conocerán el 12 de mayo en una reunión vía teleconferencia del Consejo de World Rugby.

Hay 51 votos en juego, por lo que se necesitan 26 para ganar. La elección asoma muy pareja y las decisiones de Estados Unidos (1 voto) y América del Norte (2) aparecen como determinantes. El argentino tendría el apoyo de los cuatro países Sanzaar (12), Sudamérica Rugby (2), Oceanía (2), África (2), Asia (2), Uruguay (1), Georgia (1), Fiji (1), Samoa (1) y quizá Rumania (1); Beaumont se aseguraría los de las Seis Naciones (18), Europa (2), Canadá (1) y Japón (2). En caso de empate, definirá el voto del presidente.

Con respecto a sus propuestas el oriundo de Martínez lanzó: “Hice un manifesto con seis puntos principales: usar la crisis del coronavirus para crear una estrategia global y un calendario que dé respuesta a la necesidad de la mayor cantidad de naciones posible; una estructura de gobierno más democrática en la que más uniones tengan voz y voto y permita un diálogo con ligas profesionales y el sector privado; que los jugadores estén en el centro de la toma de decisiones; un rugby de base con reglas simples para que sea seguro y entretenido; inversión en el crecimiento del rugby de base en todas las regiones”.

COMENTARIOS