Coronavirus

Coronavirus | Por qué no hay que lavar las frutas y verduras con jabón

El consumo de jabón puede causar náuseas, vómitos, diarrea y otros problemas gastrointestinales, aseguran expertos

sábado 11 de abril de 2020 - 10:56 am

Si estuviste lavando de manera frenética frutas, vegetales y otros alimentos frescos con agua y jabón con la esperanza de eliminar el nuevo coronavirus, no sos el único. Sin embargo, los expertos en seguridad alimentaria desaconsejan esta práctica.

Aunque el jabón es un producto básico en la cocina y es eficaz para prevenir la propagación del virus, está diseñado para limpiar superficies y lavarse las manos, no está formulado para su consumo, lo cual significa que fregar las manzanas con jabón no es una buena idea, aunque te preocupe detener la transmisión del virus.

Un experto en seguridad alimentaria contó a Yahoo News qué es lo que debemos y no debemos hacer para limpiar nuestra comida. Esto fue lo que dijeron:

¿Por qué no es una buena idea lavar los alimentos con jabón?

El consumo de jabón puede causar náuseas, vómitos, diarrea y otros problemas gastrointestinales. No solo son desagradables, sino que imitan algunos de los síntomas de COVID-19, la enfermedad causada por el virus, por lo que podrían hacer que acudas al hospital y añadas un estrés adicional a nuestros trabajadores e instalaciones sanitarias que ya están sobrecargados.

El malestar gastrointestinal suele ocurrir después de consumir cantidades relativamente grandes de jabón, pero los expertos en seguridad alimentaria dicen que no es una buena idea lavar los alimentos con jabón. Además, usar jabón puede afectar el sabor de la comida.

“Los consumidores no deben lavar las frutas y verduras con detergente o jabón”, señaló el Departamento de Agricultura de Estados Unidos en una nota informativa online. “Estos productos no están aprobados ni etiquetados por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) para su uso en alimentos. Podrías ingerir los residuos de jabón o detergente que el alimento ha absorbido”.

Don Schaffner, especialista en ciencias de los alimentos y profesor distinguido en la Universidad de Rutgers, comparó el uso de jabón en los alimentos con usar una pistola de balines para matar a una mosca. “Podría funcionar”, reconoció. “Pero es probable que no sea la mejor herramienta”.

Si no puedo usar jabón, ¿cómo lavo los alimentos?

En un mundo donde todo parece cada vez más complicado, limpiar tus alimentos es muy sencillo: solo tienes que frotarlos suavemente mientras los enjuagas con agua corriente. “No es necesario usar jabón o un producto de limpieza”, advirtió la Administración de Alimentos y Medicamentos en un boletín online. En el caso de los alimentos más resistentes, como melones, pepinos, zanahorias y aguacates, puedes usar un cepillo para fregar bien limpio, pero este podría dañar los alimentos más suaves.

Según las investigaciones relacionadas con enfermedades transmitidas por alimentos y otros virus, usando solo el agua corriente se puede eliminar entre el 90 y el 99% de lo que se encuentra en los alimentos, explicó Ben Chapman, profesor y especialista en seguridad alimentaria en la Universidad Estatal de Carolina del Norte.

“Realmente no lograremos resultados mejores agregando cualquier cosa al agua”, explicó Chapman. “Ya hace un buen trabajo de por sí, mejor imposible”.

A veces los microbios pueden adherirse a las grietas u otras partes de las frutas o verduras donde el agua no puede llegar. Pero agregar jabón no va a funcionar mejor que el agua sola, aseguró.

Dado que hasta el momento no existen evidencias de que el COVID-19 se propague a través de los alimentos, las pautas para lavar estos productos siguen siendo las mismas que si no estuviéramos ante una pandemia. Eso incluye un paso particularmente importante en estos días: lavarse bien las manos con agua tibia y jabón antes y después de preparar los alimentos. Otras recomendaciones de la FDA incluyen eliminar las áreas dañadas o magulladas antes de preparar o comer el alimento, enjuagarlo antes de pelarlo o cortarlo y secarlo después del lavado y quitar las hojas externas de la lechuga y el repollo.

COMENTARIOS