Alimentación

Ocho alimentos a evitar si tenés intolerancia a la lactosa

Prestá atención a ciertos alimentos que quizás no sabías que podían contenerla

viernes 24 de abril de 2020 - 7:14 am

Cuando te dicen que sos intolerante a la lactosa los primeros alimentos que tachás de la lista de la compra son la leche, el queso o la mantequilla. Sin embargo, el listado puede alargarse un poco más si te fijás detenidamente en la etiqueta de ciertos productos.

1- Pan rebanado

En general, en su fabricación del pan, incluido el de molde, se añade lactosa con el objetivo de mantener la humedad y su ternura. Este azúcar conserva durante más tiempo la calidad del sabor y ayuda a que se forme un color más atractivo durante la cocción y el horneado.

También ayuda a que dure más tiempo en condiciones de ser consumido, ya que mantiene a raya la aparición y desarrollo del moho.

2- Sopas y salsas

También en las sopas de sobre o en los purés en polvo hay posibilidades de encontrarse con este disacárido (lactosa) entre sus ingredientes. El objetivo principal al añadir lactosa a estos productos es aprovechar su capacidad para potenciar el sabor. Con el mismo fin se incluye en las salsas para ensaladas o en las mayonesas.

3- Hamburguesas y salchichas

En principio, una hamburguesa o una salchicha no parece que sean sospechosos de contener lactosa. Sin embargo, la industria cárnica la emplea para enmascarar sabores desagradables causados por sales emulsionantes, fosfatos y otros compuestos amargos.

4- Embutidos

Los fabricantes emplean esta sustancia en su elaboración ya que es una fuente de hidratos de carbono que participa en la fermentación y posterior producción de ácido láctico

5 – Condimentos

Muchos de ellos se elaboran empleando lactosa. Dos de los principales motivos que justifica su presencia son evitar el apelmazamiento y asegurar una dispersión uniforme. Aunque también este azúcar sirve para potenciar el sabor y el aroma.

6- Barritas energéticas

Además de cereales, frutos secos, pasas y miel, las barritas energéticas poseen lactosa, que se emplea como edulcorante debido a su bajo índice glucémico. También ayuda a conservar el color, reduciendo costos en otros ingredientes.

7- Bebidas alcohólicas

Parece ser que la caseína y la albúmina (ambas proteínas de la leche) han sido usadas desde tiempos inmemoriales en el proceso de elaboración de vino, cerveza y otras bebidas alcohólicas. En el caso de la cerveza se añade directamente lactosa para hacerla más dulce y darle más cuerpo, especialmente en las negras.

8- Dulces, caramelos y repostería industrial

Uno puede intuir que en una pastelería va a encontrarse con lactosa, bien por contener leche o mantequilla entre sus ingredientes, bien porque la han usado como aditivo. En el caso de los caramelos,  suelen contener lactosa ya que ésta contribuye a mejorar su textura, aroma y masticabilidad.

9- Pasta de dientes

Aunque no se trata de un alimento, no está de más saber que algunas pastas y lápices de labios contienen lactosa. Como regla general, la cantidad usada es improbable que produzca reacciones alérgicas, ya que es mínima y además no se ingiere.

La lactosa (azúcar de la leche) se encuentra de forma natural en todos los lácteos y derivados que provengan de cualquier mamífero (vaca, cabra, oveja y leche humana) y normalmente están en la leche, el queso, el yogur, la nata o la mantequilla. También está presente en muchos medicamentos, ya que se emplea para la elaboración de comprimidos.

Fuente: Saber vivir

COMENTARIOS