Coronavirus

Coronavirus: Vogue Italia hace historia con una portada totalmente en blanco

Por primera vez en su historia, la edición italiana puso su tapa en blanco. Es un homenaje a Italia y a sus 16 mil muertos por coronavirus.

jueves 9 de abril de 2020 - 3:02 pm

Para su edición de abril, Vogue Italia tomó la decisión de imprimir una portada sin imágenes ni colores en honor a los 16 mil muertos que tiene Italia por coronavirus. “Vogue ha atravesado guerras, crisis, actos de terrorismo. Su más noble tradición es nunca mirar para otro lado”, explicaron.

En un acto sin precedentes, la revista de moda más importante del mundo publicó una portada inmaculada en su edición de Abril, pero no como un acto de rendición sino como una señal de esperanza, según indicaron.

La publicación se hace eco a la crisis de salud que se vive en el mundo y que golpeó fuertemente a Italia donde la pandemia por la COVID-19 parece más amenazante que nunca.

En su carta editorial, el editor en jefe de la versión italiana de Vogue, Emanuele Farneti, explicó el proceso que llevó a esta osada decisión de publicar una portada en blanco: “Hace poco menos de dos semanas, estábamos a punto de imprimir un número que habíamos planeado durante algún tiempo, y que también involucró a L’Uomo Vogue en un proyecto paralelo”.

Pero hablar de cualquier otra cosa, mientras las personas mueren, los médicos y las enfermeras arriesgan sus vidas y el mundo cambia para siempre, no es el ADN de Vogue Italia. En consecuencia, archivamos nuestro proyecto y comenzamos desde cero“.

Y destacó: “No porque hubiera falta de imágenes, sino todo lo contrario. Porque el blanco significa muchas cosas al mismo tiempo:

El blanco es ante todo respeto.

El blanco es renacer, la luz después de la oscuridad, la suma de todos los colores.

El blanco es el color de los uniformes que usan aquellos que arriesgan sus propias vidas para salvar las nuestras.

Representa el espacio y el tiempo para pensar, así como para permanecer en silencio.

El blanco es para aquellos que están llenando este tiempo y espacio vacío con ideas, pensamientos, historias, líneas de verso, música y cuidado por los demás.

El blanco recuerda cuando, después de la crisis de 1929, este color inmaculado fue adoptado al vestir como una expresión de pureza en el presente y de esperanza en el futuro.

El blanco representa las noches de insomnio de quienes han trabajado en esta crisis, a ambos lados del océano y en condiciones complicadas. Estoy agradecido con todos y cada uno de ellos.

Sobre todo: el blanco no es rendirse, sino una hoja en blanco a la espera de ser escrita, la portada de una nueva historia que está por comenzar.”

COMENTARIOS