Salud

Cómo entender el prospecto de un medicamento

Qué explica cada apartado del fármaco y por qué es importante respetarlo

viernes 17 de abril de 2020 - 7:11 am

Es conveniente guardar el prospecto junto con el medicamento, para poder leerlo cuando tengas alguna duda. Toda esta información tiene por objeto la correcta utilización del medicamento y el cumplimiento del tratamiento prescrito.

¿Cómo entender cada parte de lo que dice?:

1. Composición

Informa sobre los principios activos y los excipientes que lo componen. Nos indica el nombre de las sustancias, la cantidad en que se encuentran y su presentación.

Los principios activos son las sustancias terapéuticamente activas, mientras que los excipientes no son farmacológicamente activos. Es obligatorio incluir los excipientes en los prospectos, ya que pueden producir alergias o intolerancias en algunas personas.

2. ¿Qué es y para qué se usa?

Es la información sobre la forma farmacéutica en que se presenta el medicamento, así como su aspecto. También se explica el grupo terapéutico al que pertenece el principio activo y la forma en que actúa sobre el organismo. Se detallan las enfermedades para las que se ha estudiado y para las que está aprobado su uso.

3. Lo que debés saber antes de tomarlo

No todos pueden usar los mismos medicamentos. Por este motivo, es posible que sea necesario tener ciertas precauciones o realizar ajustes especiales, según el caso. Dentro de este apartado se especifican una serie de situaciones que hay que tener en cuenta.

– “No tome si”: se enumeran todos los supuestos en los que no debe usarse.

– “Tenga especial cuidado si”: se dan advertencias y precauciones especiales de empleo.

– Uso con alimentos y bebidas: se especifica si el medicamento puede tomarse con o sin alimentos, y también si podés tomar bebidas alcohólicas.

– Embarazo: se detallan las recomendaciones de uso en caso de embarazo.

– Lactancia: se dan las recomendaciones de uso en mujeres lactantes.

– Conducción y uso de máquinas: se detalla si el uso puede afectar a la capacidad para conducir vehículos u operar maquinaria.

– Uso con otros medicamentos: las interacciones se producen por la administración simultánea de un medicamento con otros. Esto puede ocasionar un aumento o disminución del efecto de alguno de los fármacos administrados.

4. Posología

Se indica la dosis que debe administrarse según la finalidad para la que se vaya a usar. Aunque te parezca que te hace poco efecto o más del necesario, no debés cambiar la dosis sin consultar antes con el médico.

Hay medicamentos para los que es necesario ajustar la dosis según vaya a ser usado por ancianos o niños. También puede ser necesario ajustar la dosis en personas con problemas de riñón o hígado.

Aparece la información de cómo tomarlo, así como la información necesaria por si tomás más del que debieras o si olvidás una dosis.

5. Reacciones adversas

Todos los medicamentos pueden producir efectos secundarios o reacciones adversas. Los efectos secundarios nos informan de las reacciones no deseadas que pueden producir en nuestro organismo.

Lo más habitual es que no se manifiesten y, si aparece alguno, que sea en forma leve. No obstante, si aparece algún efecto o reacción no deseada ponete en contacto con el médico.

6. Conservación del medicamento

Se detallan las condiciones de conservación en que debe mantenerse. Es importante mantener las condiciones de temperatura y humedad recomendadas.

Fuente: Mejor con salud

COMENTARIOS