Política

Seguridad admitió que hace “ciberpatrullaje” en las redes sociales por el coronavirus

Desde el Ministerio aclararon que no almacenan información de usuarios ni de personas, sino que “cuando se detecta la posible comisión de un delito se procede a realizar la denuncia ante el Poder Judicial”

miércoles 8 de abril de 2020 - 9:11 pm

El Gobierno ordenó a las fuerzas de seguridad, incluida la Gendarmería Nacional, realizar ciberpatrullajes en las redes sociales para detectar el “humor social”, prevenir saqueos o ataques contra ciudadanos como el grooming durante el aislamiento social por el coronavirus.

En una teleconferencia realizada el martes con los miembros de la Comisión de Seguridad Interior de Diputados, la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, admitió la existencia de esos equipos policiales luego de la polémica por el allanamiento a la casa en Oberá del secretario de Energía de la Nación, Sergio Lanziani, por la supuesta difusión de noticias falsas sobre el coronavirus y que culminó con el secuestro del celular y la computadora del funcionario.

En un comunicado oficial emitido luego de la teleconferencia, Frederic confirmó que dentro de las tareas preventivas que se encuentra realizando el ministerio durante el aislamiento obligatorio por el coronavirus, se busca “la prevención de delitos promovidos según el “humor social”.

La ministra explicó que “esas lecturas permiten detectar tendencias y patrones que posibilitan anticipar problemas criminales que pueden afectar la seguridad interior”.

“Es una tarea estrictamente preventiva. Si se identifican casos de interés que pueden derivar en la comisión de algún delito (como saqueos) se realizan las denuncias y presentaciones correspondientes en la Justicia para que se tomen las medidas que determine el Poder Judicial”, agregó.

Frederic, quien viene del campo de los Derechos Humanos, dijo después que hay personas que “aprovechan la situación de encierro para delitos como el grooming que afecta a niñas, niños y adolescentes” en Twitter, Facebook u otras redes sociales: “No se trata de invadir la vida privada de nadie ni afectar la libertad de expresión y opinión. Nuestra función como ministerio es conocer las tensiones y las prácticas que pueden alentar la comisión de delitos. Esas prácticas son denunciadas ante el Poder Judicial para que éste decida qué hacer”.

“Hacer ciberpatrullaje es estar atentos a las tensiones sociales y a la incitación a cometer delitos como la convocatoria a saqueos. Incluso, es necesario prevenir el grooming. Si observamos que en el mundo se registran cada vez más delitos mediante estos dispositivos, es necesario que el Ministerio analice cómo se alientan o producen”, concluyó.

COMENTARIOS