Psicología

Características y consecuencias del síndrome de la Mujer Maravilla

Cuáles son los síntomas y cómo tratar este problema

miércoles 15 de abril de 2020 - 7:57 am

El síndrome de la Mujer Maravilla es un término coloquial usado para designar a las mujeres que trabajan, estudian, tienen una vida social activa, están casadas, tienen hijos, y además, buscan ser exitosas en todos los ámbitos.

Según los expertos el fenómeno existe por varias razones, una de las principales son las necesidades económicas. Quiere compartir con el hombre el trabajar fuera de casa, pero a su vez realiza varias tareas al mismo tiempo gracias a su composición cerebral. No siente tanto estrés como su pareja en realizarlas; además, existe cada vez más reconocimiento hacia su trabajo.

Todas las mujeres pueden realizar multitareas, lo único es que en su afán de perfección y control, ser cuidadora de los demás; se olvida de atender sus propias necesidades. Se convierte en una persona apurada, que se siente culpable, intolerante y con poca habilidad para disfrutar los momentos sencillos de la vida.

El punto positivo es que tiene libertad económica y logra desempeños eficientes. Tiene una capacidad amplia de resolución y mucha percepción. Es compañera, esposa y pareja en todo momento. Gran madre luchadora, eficiente administradora y cuidadora del hogar.

Pero, por otro lado, es autosuficiente y calculadora. Muchas veces reprime si se siente indefensa, también su impotencia.

Consecuencias que puede traer el síndrome:

– Agotamiento físico y mental

– Trastornos de sueño

– Ansiedad

– Desórdenes en la alimentación

– Sentimientos de frustración, impotencia e irritabilidad

– Debilitamiento del deseo y del desempeño sexual

Cómo tratarlo para que no influya negativamente:

– Reconocer que se es humana

– Aceptar que no se puede llevar todas las cargas porque se corre el riesgo de enfermarse.

– Evitar querer controlar todo

– Dejar un espacio para la incertidumbre y para que las cosas ocurran por sí solas.

– Cada uno tiene un camino

– Es importante ayudar a los demás, pero no pueden intervenir en su camino y su elección de vida. Dejarlos hacer.

– Pensar en una

– Aprender a delegar funciones a otros y a cuidar de una misma

De esa manera podrá comenzar a sentirse más tranquila y enfocarse en ella, en qué necesitas para sentirse mejor, más equilibrada y con una mejor calidad de vida.

Fuente: Actitud Fem

COMENTARIOS