Coronavirus

Los riesgos de usar barbijos caseros

Estos son los motivos por los cuales cualquier tela no sirve para protegernos de las infecciones

martes 7 de abril de 2020 - 7:31 am

Durante la cuarentena, algunas personas van al supermercado o a la farmacia con improvisados barbijos hechos en casa. Algo a lo que se opone la Organización Mundial de la Salud y el Ministerio de Salud de la Nación​, que recomiendan su uso solo en los casos de los que estén infectadas por el coronavirus, hayan estado en contacto estrecho con un caso sospechoso o al atender a un paciente con la enfermedad.

Muchas son las propuestas que por estos días pueden encontrarse para hacer mascarillas improvisadas. Pero no sirve cualquier tela, aunque parezca que ofrece protección. Estos tipos de barbijos caseros no evitan el paso de las microgotas de saliva que expulsaría, por ejemplo al toser, un infectado.

De igual modo, aún suponiendo que se cuenten con todos los elementos que se emplean al confeccionar un barbijo de tipo médico, si no se garantiza un ambiente limpio al momento de la elaboración, podría incluso volverse un elemento de transmisión de infecciones. Esto implica un enorme riesgo epidemiológico.

Para que sean efectivos deben cumplir con ciertas normas muy específicas. Por lo general, se fabrican con un material de polipropileno en tres capas. En el medio tienen un filtro que evita que salga el contenido de, por ejemplo, los estornudos.

Solo deben usarse luego de que hayan tenido un proceso de control de calidad y buenas prácticas de fabricación. Esto se cumple con los dos tipos de barbijos que podrían usarse en este contexto: las mascarillas quirúrgicas y la N95.

Además, solo usar una mascarilla no garantiza que se vayan a detener las infecciones. Siempre deberían combinarse con otras medidas de protección y comportamientos, como lavarse exhaustivamente las manos durante más de 20 segundos, evitar tocarse el rostro, los ojos, la boca y la nariz con las manos sucias.

Es importante además, mantener una distancia mínima de 1 metro del resto de las personas y, en caso de estornudar o toser, hacerlo en el codo o en un pañuelo descartable y desecharlo inmediatamente.

Fuente: Clarín

COMENTARIOS