Política

“Había que comprarlos igual”: la insólita explicación del Gobierno a los sobreprecios pagados

El Ministro de Desarrollo Social aseguró que, pese a los exorbitantes sobreprecios, "había que comprarlos igual porque estamos en una situación muy critica"

lunes 6 de abril de 2020 - 12:54 pm

El ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, salió a justificar el pago de sobreprecios en la compra de toneladas de alimentos hecha pública este lunes para enfrentar la crisis social generada por el coronavirus Covid-19.

“Hemos hecho una compra extraordinaria porque pasamos de asistir a ocho millones de personas a más de 11 millones. Los precios de referencia los establece la Sindicatura General de la Nación y en todos los casos hemos pedido rebajas. Además, en los precios de referencia en muchos casos no se tuvo en cuenta la logística y había que comprarlos igual porque estamos en una situación muy critica”, explicó Arroyo en diálogo con C5N.

A su vez, el funcionario resaltó el carácter de urgente de esta compra y explicó que ninguna licitación fue adjudicada a una sola empresa y que además, ninguna oferta cubría el total del volumen necesario para cubrir la asistencia a las 11.400.000 personas que cubren los distintos programas nacionales. “Les pedimos a todos los proveedores que bajen los precios”. Pero aclaró: “Se plantaron en un precio”.

Sobreprecios exorbitantes

El proceso licitatorio dejó en evidencia que se pagaron precios muy por encima de los que rigen en la lista de “Precios Máximos” acordados por el propio Estado con supermercados. El caso más llamativo es el del aceite. Mediante la resolución 150/2020 autorizó la compra de 1,700,000 “unidades de aceite mezcla en presentación de 1,5 litros, solicitada por la Secretaría de Articulación de Política Social”.

La norma establece la compra, finalmente, de dos lotes de 340.000 unidades de botellas de 1,5 cada una. La empresa Sol Ganadera se quedó con una de las partidas. Le vendió al Estado cada botella de la marca Indigo en $157,80. El otro lo contrató la firma Copacabana por una cantidad similar y el precio, en este caso de la marca Ideal, es de 157,67 pesos.

Lo curioso es que, al ver la lista de “Precios Máximos” que el Gobierno señala que es de cumplimiento obligatorio, se encuentra el mismo aceite de la misma marca Ideal contratada por el Estado a menos de $ 100 pesos la botella de 1,5 litros.

A esto se suma la cantidad comprada por el Estado, que debería de permitirle negociar precios muy por debajo de los del mercado minorista. Consultados por La Nación, desde el área comandada por Daniel Arroyo se excusaron: “La Sindicatura General de la Nación (Sigen) fija los precios testigo, las licitaciones son abiertas y, en todos los casos, el Ministerio pidió rebajas de precios”.

Pero el aceite no es el único ejemplo. También se licitaron 1,7 millones de bolsas de un kilo de azúcar y se adjudicaron 680.000 en dos lotes de 340.000. Le entregarán bolsas de una marca llamada La Muñeca por las que se habrán pagado $75 en promedio por cada una. En precios máximos hay cuatro marcas: Ledesma ($56), Chango ($56), Dominó ($50) y Arcor ($52).

Con las lentejas se dio una situación similar. Se adjudicaron tres lotes de 340.000 bolsas de 500 gramos cada una a un precio, promedio de 168,51 pesos. Con las lentejas ocurre algo similar: en la web de Precios Máximos se consigue el producto  en su versión de 350 gramos por $ 39. Esto implicaría que el Estado pagó hasta 200% más de lo que vale el producto en los supermercados.

COMENTARIOS