Salud

Cómo transformar tu cuerpo a partir de los 40

Consejos de entrenamiento y alimentación para esta etapa de la vida

domingo 12 de abril de 2020 - 7:42 am

Cuanto más mayores nos hacemos, más difícil se vuelve transformar nuestro cuerpo y seguir una vida fitness. La ralentización del metabolismo, la rutina y los cambios hormonales son factores que influyen. Esto implica empezar a perder masa muscular por falta de estímulo. Y el cuerpo, incapaz de gastar la energía suficiente para reducir o mantener los niveles de grasa, tiende a retenerlos o incluso a aumentarlos.

Otro factor determinante en las mujeres es la menopausia, que complica la pérdida de peso a partir de los 50, especialmente. El descenso de la producción de hormonas provoca que se ralentice el metabolismo, disminuya la capacidad de mantener un cierto nivel de tono muscular, y en consecuencia, la capacidad de reducir la grasa.

La mejor manera de que perder peso es comer de manera equilibrada con el asesoramiento de un nutricionista y hacer ejercicios que se adapten a las necesidades. Evitar las grasas saturadas, los precocinados, los hidratos de carbono refinados, los aditivos, los que contengan calorías vacías como la repostería industrial, las bebidas azucaradas y las alcohólicas. Y es mejor evitar las que contienen gas, ya que provocan hinchazón. Se aconseja comer alimentos con fibra y beber mucha agua (de uno y medio a dos litros por día).

Algunos alimentos que aportan nutrientes interesantes son el aceite de oliva, frutos secos, legumbres, pescados con Omega 3 (como el salmón) y verduras como el tomate, la calabaza o la palta.

Esto dependerá de las necesidades de cada uno. Es bueno dejarse asesorar por un experto para evitar lesiones. Una vez hecho esto, generalmente se suele recomendar ejercicios y actividades dirigidas, como por ejemplo:

– Trabajo con pesas para tonificar los músculos y mantener en forma el sistema cardiovascular, que ayudará a perder peso de manera más eficaz.

– Aquagym o natación son grandes ejercicios a cualquier edad, puesto que implican todos los músculos y el impacto sobre las articulaciones es inferior bajo el agua.

– Pilates o Yoga para mantener la tonificación de los músculos, así como la corrección de la postura.

Otro detalle: Antes de entrenar se recomiendan snacks que aporten energía, como los frutos secos o frutas con bajo índice glucémico (manzana, arándanos, pera…). La avena o el yogurt también son buenos. Para después se recomiendan frutas como la banana o la uva y proteínas como el queso cottage.

Fuente: Women´s Health

COMENTARIOS