Mundo Insólito

Una mujer de 90 años con coronavirus pidió que su respirador se lo den a jóvenes y falleció

Suzanne es una de las tantas víctimas fatales de la pandemia, que en Europa tiene a países como Italia, y España en situaciones críticas

miércoles 1 de abril de 2020 - 9:26 pm

Suzanne Hoylaerts, una mujer de 90 años oriunda de Bélgica, sorprendió a todo el mundo en medio de la pandemia de coronavirus cuando, al ser internada y ser diagnosticada con la enfermedad, pidió no usar un respirador artificial y que se destine a alguien más joven que pueda necesitarlo.

La mujer, del pueblo belga de Binkom (ubicado a 40 kilómetros de Bruselas) fue al médico el pasado 20 de marzo porque sentía que le faltaba el aire y había perdido el apetito. Fue internada, le diagnosticaron neumonía, y los estudios de coronavirus dieron positivo, por lo que fue aislada de su familia.

Sin embargo, al enterarse de que tenía el virus y ante la dificultad respiratoria, ella pidió a los médicos que no utilizaran un respirador artificial para ayudarla: “No quiero usar respiración artificial. Guardala para los pacientes más jóvenes, yo ya he tenido una buena vida”, pidió la mujer.

Dos días después, el 22 de marzo, Suzanne falleció.

Su hija Judith contó que, pese a que vivía sola, había acatado las medidas de aislamiento “muy en serio” y que estaba tomando las precauciones necesarias.

Desde que su madre dio positivo por coronavirus y fue aislada, Judith no volvió a verla ni pudo acompañarla antes de su muerte: “No debes llorar, hiciste todo lo que pudiste”, cuenta que le dijo Suzanne la última vez que la vio.

“No puedo despedirme de ella y ni siquiera tengo la oportunidad de asistir a su funeral”, relató la mujer. Ella y sus hermanos se sorprendieron con la forma en que la noticia se conoció alrededor del mundo. En medio del dolor, dice que su madre siempre ayudó como pudo.

“Siempre estaba lista para ayudar a los demás y desaparecer en el fondo. Aún así, es genial recibir tantas declaraciones de apoyo en estos tiempos difíciles”, explicó Judith.

COMENTARIOS