Alimentación

Tips para hacer compras de comida rendidoras durante la cuarentena

Algunos consejos para organizarte mejor con la compra y consumo de alimentos

domingo 5 de abril de 2020 - 7:03 am

En estas semanas de cuarentena, lo ideal sería salir a comprar comida lo menos posible. Si la economía es más ajustada, la prioridad será ir por pastas, manteca, aceite y queso. Lo primero que tenemos que hacer es una lista de qué es lo que comeríamos.

Lo primero es repasar el funcionamiento normal de la heladera familiar. Si son de comer medio kilo de pasta seca por día (un pack), no compres paquetes de más. Además, fijate los productos que tienen vencimiento y los que son no perecederos como la harina 0000, 000 o integral. La cuarentena puede ser un buen momento para aprender a cocinar o cocinar más si ya sabés recetas.

Un kilo de harina alcanza para cuatro 4 pizzas o dos panes grandes. 350 gramos sirven para para un budín grande. Importa saber qué vamos a hacer para comprar la correcta: la 0000 es para pastelería, la 000 para pan, harina leudante es para hacer panqueques o muffins.

Otro producto rendidor es la polenta, que con un paquete comen entre seis y ocho personas. Las legrumbres también rinden y duran una eternidad: lentejas, garbanzos, porotos y arroces. Por otro lado, los frutos secos son una fuente rica de grasa buena. Respecto a los lácteos, en lo posible comprar leche larga vida o en polvo.

¿Qué hacemos con las frutas y verduras? Podrían dividirse en dos etapas: las frescas (primera semana) y las que vienen en latas o congelados. En el primer caso, habría que comprar los que duran más: papas, batatas, repollos, coliflor, cebolla, choclo, calabaza entera, zanahoria, manzana, naranja y limón. Los zapallitos, tomates, zucchinis y el brócoli duran unas dos semanas. Los que no tienen larga vida se pueden comprar para consumir primero (hojas verdes, paltas, etc.). El morrón se puede cortar y congelar, mientras que el brócoli y zanahoria se pueden blanquear y congelar también.

Por último, respecto a la carne lo óptimo sería comprar y dividir en porciones. La carne picada es una buena opción porque es económica y rendidora. Es mejor no comprar con huesos porque el freezer puede llegar a ser limitado y se deberían priorizar cortes más grasosos porque rinden más.

Fuente: Musa

COMENTARIOS