Coronavirus

Coronavirus: el ejército llega a La Matanza, entre dilemas y aplausos

El objetivo es repetir la misma experiencia llevada a cabo en Quilmes y poder entregar bandejas de alimentos calientes a la gente de la zona.

domingo 29 de marzo de 2020 - 11:47 am

En medio del debate social y la polémica sobre si la presencia y la implicancia de los militares en el marco de la pandemia del coronavirus es adecuada o no, el ejército se prepara para actuar en La Matanza, de la misma manera que lo hizo en Quilmes.

El Presidente Alberto Fernández dio instrucciones a sus ministros para que los militares sólo se limiten a la contención social y no hagan controles en la calle por la cuarentena obligatoria.

Su función sólo se centra en informar desde el aire a las distintas fuerzas no sólo el movimiento vehícular en las autovías, como la Panamericana y el acceso Oeste, sino también todo lo que sucede en las calles internas de los barrios más postergados. “Logística y asistencia a lo más vulnerables, si”, responden las fuentes del gobierno pero rápidamente aclaran “que los militares no deben involucrase en cuestión de seguridad”.

Por su parte, el Ejército repetirá en La Matanza la misma experiencia que en Quilmes. Agustín Rossi, ministro de Defensa, explicó los motivos de su decisión y se basó en el agradecimiento y los aplausos de los vecinos de la zona sur del conurbano para con los soldados cuando los camiones verdes fueron avanzando hacia las instalaciones del club Quilmes.

Tres regimientos históricos como Granaderos, Patricios y el 1° de Artillería fueron los seleccionados para aliviar la situación de los barrios más populares. Dentro del ejército hablan de una “operación de protección civil”, aunque extraoficialmente reconocen que “la interacción con los policías es óptima y permanente”.

Después de una reunión entre el gobernador Axel Kicillof, la vicegobernadora Verónica Magario y su ministro de Seguridad, Sergio Berni, junto al general de brigada Martín Deimundo Escobal, comandante operacional de la Fuerza Armadas y el intendente de La Matanza, Fernando Espinoza, se decidió llegar al distrito más habitado del país. La modalidad que se utilizará será similar a la experiencia de Quilmes.

La experiencia consiste en el traslado de “cocinas centralizadas” para entregar bandejas de alimentos calientes elaborados por el ejército. Según pudo saber A24.com, el menú seleccionado contiene arroz con pollo y carne, guisos, fideos, una elección con alto poder calórico.

Los lugares seleccionados serían todos los que integran el cordón sur contenidos en Virrey del Pino como el barrio San Pedro o Esperanza. La semana pasada, el propio municipio estuvo realizando reparto de bolsones de comida en zonas muy carenciadas de Aldo Bonzi, González Catán y Gregorio de Laferrere.

COMENTARIOS