Alimentación

Qué tipos de alimentos ayudan a calmar la ansiedad

De qué modo lo que comés a diario condiciona tu estado de ánimo

martes 31 de marzo de 2020 - 7:04 am

Lo que comés condiciona tu estado de ánimo. Nos proporciona la base nutritiva para que el cerebro pueda fabricar los principales neurotransmisores que regulan el estado de ánimo y el control de la ansiedad.

Es fundamental comer bien y apostar por una dieta que contenga ciertos aminoácidos, vitaminas y minerales necesarios para alimentar nuestras emociones.

La serotonina es un neurotransmisor que interviene en la regulación del estado de ánimo y en la gestión del estrés. Por eso, algunos le otorgan el sobrenombre de hormona de la felicidad. Para que las neuronas la puedan fabricar necesitan tener a su alcance un aminoácido llamado triptófano que debemos obtener a través de ciertos alimentos, como por ejemplo, leche, banana, palta, almendras, cerezas, pavo, higos, semillas de lino o arroz integral.

Por otro lado, se ha demostrado que los ácidos grasos mejoran el ánimo y los síntomas de ansiedad. El Omega 3 concretamente es muy necesario. Parte de la membrana de las neuronas esta formada de ácidos grasos y si nuestra dieta es pobre en ellos, el paso de la información de una neurona a otra quedará limitado. La dieta mediterránea recomienda comer tres veces por semana pescado azul y cinco veces por semana frutos secos (unas 7 almendras al día).

El chocolate es uno de los alimentos que solemos elegir cuando estamos tristes. Y es que el cacao que contiene ejerce importantes beneficios sobre el ánimo, gracias a que nos hace segregar más dopamina, pero también porque posee teobromina (100 gramos de cacao proporcionan 450 miligramos), una sustancia ligeramente antidepresiva, de la misma familia que el café, el té o las gaseosas, pero cuya llegada al sistema nervioso es más suave y de más larga duración que éstas. También contiene anandamida, que se une a los mismos receptores cerebrales que el principio activo de la marihuana. Todo ello quizás explique por qué resulta tan gratificante comerlo. Eso sí, para conseguir este efecto, debe ser de como mínimo un 70% de cacao.

Diversos estudios han demostrado que seguir una alimentación rica en magnesio reduce la fabricación de cortisol, una hormona que se sintetiza en las glándulas suprarrenales y que se libera en las situaciones de estrés. Ésta favorece el aumento del nivel de glucosa en sangre y provoca que la grasa se acumule en tu cuerpo. Por ello, se ha relacionado con la obesidad y con un aumento desmesurado del apetito. Los alimentos con magnesio evitan la ansiedad por comer y combaten el cansancio.

La vitamina C es un nutriente fundamental para que el organismo produzca serotonina. Nuestro cuerpo no la genera por sí mismo, por lo que hay que obtenerla de alimentos como kiwis, naranjas, mandarinas, limones, grosellas o fresas. Pero además, en momentos de estrés o ansiedad, hay que aumentar su consumo ya que la adrenalina que generamos al estar nerviosas consume mucha vitamina C y hay menos disponible para generar serotonina.

Igual que hay alimentos que no deben faltar en tu dieta para que tu apetito se mantenga bajo control y tu estado de ánimo esté estable, hay otros que ejercen el efecto contrario y provocan respuestas hormonales que generan más apetito del que quitan. Entre los más destacados están todos aquellos ricos en grasa, azúcar, edulcorante y aditivos como el glutamato.

Fuente: Clara

COMENTARIOS