Coronavirus

Ojos rojos: una enfermera descubrió un posible nuevo síntoma de COVID-19

Esto se suma a quienes también indicaron como síntomas la pérdida del olfato y el gusto por algunos días.

miércoles 25 de marzo de 2020 - 2:34 pm

Chelsey Earnest, una enfermera del Life Care Center en Kirkland, centro donde donde se registraron los primeros casos de de coronavirus COVID-19 en los Estados Unidos, cree que un nuevo síntoma podría estar extendiéndose entre los que dan positivo a este virus.

En diálogo con la cadena de noticias CNN, Earnest dijo que los ojos rojos eran “la señal más importante” de quienes tenían COVID-19. “Es algo que presencié en todos los pacientes. Tienen, como… ojos de alergia. La parte blanca del ojo no es roja. Es más como si tuvieran una sombra de ojos roja en el exterior de sus ojos”, señaló y agregó: “Hemos tenido pacientes que solo tenían los ojos rojos como el único síntoma que vimos e ir al hospital para luego fallecer“.

Respaldando esto, la Academia Americana de Oftalmología envió una alerta el domingo sobre informes de que el virus chino podría causar conjuntivitis, lo que podría condecirse con lo que indica la enfermera.

Chelsey Earnest

En esta alerta indicaron que “varios informes sugieren que el virus puede causar una conjuntivitis folicular leve que de otro modo no se puede distinguir de otras causas virales, y posiblemente se transmite por contacto de aerosol con la conjuntiva”.

“Pacientes que acuden a oftalmólogos por conjuntivitis, que también tienen fiebre y síntomas respiratorios, como tos y dificultad para respirar, y que han viajado recientemente internacionalmente, particularmente a áreas con brotes conocidos (China, Irán, Italia y Corea del Sur, o puntos calientes dentro de los Estados Unidos Estados), o con miembros de la familia que regresaron recientemente de una de estas áreas, podrían representar casos de COVID-19”, señala el informe según confirmó Infobae.

Por este motivo, tanto la academia como los funcionarios norteamericanos “recomiendan protección para la boca, nariz y ojos cuando atienden a pacientes potencialmente infectados con SARS-CoV-2. Es muy probable que el virus que causa COVID-19 sea susceptible a los mismos desinfectantes a base de alcohol y lejía que los oftalmólogos usan comúnmente para desinfectar instrumentos oftálmicos y muebles de oficina. Para prevenir la transmisión del SARS-CoV-2, se recomiendan las mismas prácticas de desinfección ya utilizadas para prevenir la propagación de otros patógenos virales en el consultorio antes y después de cada encuentro con el paciente”.

COMENTARIOS