Alimentación

Seis alimentos que conviene evitar por la noche

Los efectos en el organismo de consumirlos en la cena

domingo 29 de marzo de 2020 - 7:46 am

Si la cena es desequilibrada habrá problemas de digestión, exceso de calorías que se almacenan en depósitos de grasa, pesadez, insomnio y estreñimiento. Del mismo modo, es posible sufrir de dolor de cabeza o falta de energía, independiente que se haya dormido lo suficiente.

Debido a que muchos no comen adecuadamente en el día, se ingieren ansiosamente alimentos, sin que se discrimine entre lo que es sano y lo que se debe evitar.

La comida nocturna es indispensable para nuestro cuerpo, pero es importante tener en cuenta que el organismo se está preparando para el descanso y, por ende, debe ser liviana.

Es recomendable ingerir alimentos suaves y livianos, de preferencia dos horas antes de dormir, y evitar las siguientes comidas:

1.- Frituras

Se deben prescindir alimentos pesados o muy calóricos, como las frituras o comidas que estén rebozadas en aceite o apanadas, a la última hora del día. El cuerpo al no poder quemar estas calorías extras,  las guardará como grasas saturadas generando un alza de peso.

Las frituras poseen un aumento excesivo de calorías a partir de las grasas y, a la vez, sufren una alteración que produce enfermedades cardiovasculares. Por tanto, se recomiendan preparaciones a la plancha, al horno o al vapor.

2.- Carbohidratos

El arroz, el pan o las pastas, son un grupo de alimentos que no son aconsejables durante la noche porque son muy enérgicos y calóricos y pueden aumentar la reserva de grasa saturada en el organismo, al no gastar ese exceso calórico.

Los carbohidratos, en especial los vacios, aportan calorías en exceso y su consumo en la noche favorecerá que se acumule grasa en el abdomen, caderas y muslos.

3.- Legumbres

Están compuestas por 50% de proteína y 50% de carbohidratos. Suelen ser pesadas de digerir, por tal motivo, es recomendable ingerirlas al almuerzo y evitarlas de noche. No sólo pueden favorecer al incremento de peso, sino que también pueden provocar gases o hinchazón estomacal.

4.- Azúcares

Están presentes en diversos alimentos como galletas dulces, mermeladas, leche condensada, bebidas gaseosas, pasteles y dulces. Se deben evitar si se quiere bajar de peso o cuidar la salud, pues no sólo son altos en azúcares, sino que también en calorías y grasas saturadas.

De preferencia, se debe optar por productos que contengan algún endulzante como stevia, dátiles o miel.

5.- Carnes rojas

Suelen ser pesadas para consumir por la noche, ya que complican el normal funcionamiento del tracto digestivo. Si se quiere gozar de un descanso agradable, no se deben comer antes de dormir.

Su consumo puede provocar un aumento de peso debido a que, al igual que la cafeína, se pierde el sueño, pues cuentan con una alta cantidad de grasas. Se gasta una gran cantidad de tiempo para ser digeridas, manteniendo al cuerpo despierto en todo el proceso de digestión.

6.- Chocolate

Contiene numerosos beneficios y propiedades para el organismo, pero es una fuente excesiva de energía. No es aconsejable consumirlo antes de dormir, justo cuando al cuerpo le esperan tantas horas de sedentarismo.

Se recomienda que el último plato del día debe estar acompañado de verduras, idealmente de todos los colores y una porción que nos ayude a mejorar o aumentar el colesterol “bueno” ó HDL, como la palta o aceite de oliva.

Fuente: Guioteca

COMENTARIOS