Coronavirus

Jair Bolsonaro admitió que puede estar infectado con coronavirus

Ya son 22 la cantidad de personas que dieron positivo en COVID-19 y que estuvieron con él y con Trump en su comitiva en Estados Unidos hace dos semanas. 

viernes 20 de marzo de 2020 - 9:39 pm

El presidente Jair Bolsonaro admitió la posibilidad de haberse infectado de coronavirus y deberá someterse a un tercer test para despejar las dudas. 

Tras informar dos veces que había dado negativo en las pruebas por coronavirus y anunciar un posible tercer análisis, el presidente de Brasil aseguró este viernes que “tal vez” ya se infectó” con el virus y que ahora “tiene anticuerpos”.

“Yo estoy bien. Hice dos tests. Pero tendré que hacer otro, según la orientación médica que reciba”. Aclaró luego que “el teste dio hasta ahora negativa en toda la familia. Tal vez yo me haya infectado antes y ni siquiera lo supe. Estoy con muchos anticuerpos”, afirmó el mandatario, citado por el diario O Globo.

La salud del mandatario brasileño volvió a ser cuestionada luego de confirmarse que otros cuatro miembros de la comitiva que lo acompañó a Miami, donde se reunió con Donald Trump, están infectados con Covid-9. Los contagiados son: el asesor Filipe Martins; el jefe de Ceremonial de la presidência, Carlos França; el director del Departamento de Seguridad, coronel Gustavo Suarez; y el secretario personal Mayor Cid.

Ya son 22 la cantidad de personas que dieron positivo y que estuvieron con él y con Trump en su comitiva en Estados Unidos hace dos semanas. 

Pese a todo este panorama, el mandatario brasilero continuó minimizando la gravedad de la pandemia que ya produjo miles de muertes en todo el mundo. “Después del cuchillazo (que recibió en septiembre de 2018, durante la campaña electoral), no será una gripecita la que me va a derrumbar”, sostuvo.

Bolsonaro siempre se manifestó en desacuerdo con toda medida “drástica” que pudiera perjudicar la economía de Brasil, como lo sería cerrar aeropuestos, shoppings o rutas. “El remedio puede matar más que el virus” subrayó en una teleconferencia con su equipo de ministros y empresarios brasileños.

Además, tras llegar de Miami, el mandatario del país vecino no cumplió con la cuarentena y se hizo presente en una marcha de la ultraderecha en Brasilia. El presidente estrechó las manos y se sacó selfies junto a sus seguidores sin barbijo.

COMENTARIOS