Coronavirus

Transporte público: denuncian demoras y largas filas en el primer día de restricciones

Desde este jueves colectivos, trenes y subtes sólo pueden transportar pasajeros sentados, según la medida impuesta por el Ministerio de Transporte en conjunto con el Gobierno nacional para evitar la propagación del coronavirus. En este contexto, los usuarios del transporte público realizaron denuncias a través de las redes sociales por servicios que no se aferraron a la medida.

jueves 19 de marzo de 2020 - 11:07 am

El día de hoy comenzó a regir una de las normas anunciadas por el Gobierno nacional relacionadas al transporte y a la prevención del contagio del coronavirus. Los transportes públicos del área metropolitana y de la Ciudad de Buenos Aires ofrecen su servicio limitado: sólo podrán viajar pasajeros sentados en colectivos y trenes. ¿Cómo funcionaron los servicios de trenes, colectivos y subtes?

Durante las primeras horas de la mañana, diferentes viajeros y trabajadores denunciaron a través de las redes sociales que tanto algunas líneas de colectivo como las líneas de los trenes Sarmiento, Roca y San Martín circulaban con gente parada, en contra de lo establecido por la resolución anunciada por el Ministerio de Transporte.

Los usuarios se encargaron de dejar en evidencia el incumplimiento de la resolución a través de Twitter o Instagram, subiendo fotos y videos de vehículos con gente parada. Así se pudo ver cómo algunos vagones de las primeras formaciones ferroviarias del día, y otras tantas unidades de líneas de colectivos, incumplieron con las reglas.

Sin embargo, con el correr de las horas, la situación comenzó a ser controlada y a regularse por los insepctores de las correspondientes compañías de transporte. En estos casos, de los que decidieron aferrarse a la medida establecida por el Gobierno nacional, se provocaron enormes colas en algunas paradas y en las principales terminales de la Ciudad de Buenos Aires. 

Tanto en la estación de tren Constitución como en Retiro, controladores e inspectores fueron los encargados de organizar filas en paralelo para que la gente espere a subirse al transporte. Los colectivos, por su lado, desplegaron carteles en las ventanillas con la frase: “Sólo pasajeros sentados”. Un dato para tener en cuenta es la capacidad de cada unidad de colectivo, que es de entre 38 y 40 pasajeros.

Por parte de los pasajeros se reclama que el transporte público aumente su frecuencia, ya que las restricciones impuestas por el propio ministro de Transporte, Mario Meoni, generan grandes filas y demoras para los usuarios, quienes necesitan llegar a sus respectivos destinos.

COMENTARIOS