Salud

Cuarentena: cómo evitar un contagio doméstico

Consejos para una convivencia más higiénica

miércoles 18 de marzo de 2020 - 7:20 am

La cuarentena hace que las familias se concentren un espacio muchas veces pequeño y que, por tanto, se prodiguen los contactos y la cercanía a la hora de hablar.

Con los contactos aumentarán las contaminaciones cruzadas y con la cercanía al hablar o respirar, la transmisión de toda suerte de patógenos es inevitable. Si entre ellos está el coronavirus, porque un miembro lo tiene de manera asintomática, o lo transmite al interior del hogar al venir de la calle, el riesgo de infección familiar aumenta.

Es fundamental disminuir la frecuencia de los alimentos compartidos y las contaminaciones cruzadas. En el primer caso basta con procurar mantener las distancias y una higiene meticulosa, ya que el virus puede llegar a vivir varios días dependiendo la superficie.

Cómo limpiar cada sector

Living

En general en toda la casa, y más allá de las limpiezas rutinarias normales, limpiar a diario con agua y jabón, o con un paño mojado en alcohol, todas las superficies de contacto frecuente, tales como interruptores, timbres, manijas, mesas, ceniceros, controles del televisor y similares, así como los respaldos de las sillas, etc.

Si son de ropa o acolchado, aplicaremos más alcohol en el paño o más jabón, siempre con agua de la canilla, que contiene cloro, uno de los mejores viricidas que existen. No se te ocurra usar agua embotellada. Usar guantes de látex o tras habernos lavado las manos de manera correcta. En cuanto a los dispositivos electrónicos, tabletas y smartphones, requieren una limpieza especial, como utilizar una solución con 60% de agua y 40% de alcohol.

Cocina

Procederemos igual con las superficies, con especial énfasis en las maderas de cortar, donde el virus puede llegar a vivir hasta cuatro días debido a su porosidad. También en los tiradores de la heladera y de los armarios. En cuanto al interior del frigorífico podemos usar vinagre, que también tiene poder desinfectante.

Respecto a la vajilla, si se tiene lavavajillas hacerlo a más de 60ºC, o bien a mano con agua caliente y abundante jabón. Antes de poner la mesa y tocar platos y cubiertos, lavarse bien las manos. En cuanto a los trapos de cocina y servilletas, las cambiaremos cada día, y lo mismo haremos con los manteles. Los lavaremos todos en programa largo con agua a 40ºC o superior.

Baño

Procederemos igual: lavado de manos, guantes y desinfección de todas las superficies, especialmente vasos, canillas, duchas, sanitarios, etc. Se recomienda que cada miembro tenga su juego de toallas y sea fácilmente identificable. Lo ideal es lavar las toallas cada dos días, aunque una medida prudente puede ser hacerlo dos veces por semana si casa miembro se limita a las suyas.

Tirar el botón, tanto después de orinar como de defecar, con la tapa bajada. Si no se procede así, se forma un aerosol de patógenos que sale del inodoro y puede impregnar ropas, superficies y toallas. Es recomendable fregar con desinfectante cada día el suelo del baño.

Dormitorios

Ventilar prolongadamente a diario todas las habitaciones antes de hacer las camas. Evitar concentraciones víricas en el aire al sacudir mantas y sábanas. Cambiar el juego de cama dos veces por semana y lo lavar con agua caliente. En cuanto a la ropa, proceder igual, aumentando la frecuencia de lavados.

Fuente: El diario

COMENTARIOS