Coronavirus

Estados Unidos decidió suspender los viajes desde Europa por 30 días

"Para evitar nuevos casos que ingresen en nuestras costas, vamos a suspender todos los viajes de Europa a Estados Unidos por los próximos 30 días", anunció Donald Trump

miércoles 11 de marzo de 2020 - 11:22 pm

El gobierno de Estados Unidos decidió este miércoles que, para evitar una mayor propagación de la pandemia del nuevo coronavirus en Estados Unidos, suspenderá todos los viajes desde Europa por 30 días, incluido el comercio, y con excepciones para norteamericanos que sean revisados y el Reino Unido.

En su primer discurso a la nación desde el Salón Oval de la Casa Blanca, el presidente Donald Trump anunció la  veda para la Unión Europea en un intento por detener el avance del COVID-19 en Estados Unidos, prometió reducir de manera significativa la amenaza para el país, y, en última instancia, “derrotar” al virus.

“Para evitar nuevos casos que ingresen en nuestras costas, vamos a suspender todos los viajes de Europa a Estados Unidos por los próximos 30 días. Las nuevas reglas comenzarán a regir el viernes a medianoche. Estas restricciones serán ajustadas a las condiciones en el terreno”, anunció Trump, quien leyó su discurso en un tono calmo y solemne.

Trump dijo que habrá excepciones para la veda europea para norteamericanos que sean revisados apropiadamente y el Reino Unido. Las prohibiciones se aplicarán también al comercio “a medida que consigamos aprobación”, indicó el presidente.

“Desde el principio del tiempo, las naciones y los pueblos han enfrentado desafíos imprevistos, incluyendo amenazas de salud a gran escala. Es como ha sido siempre, y cómo será. Sólo importa cómo se responde, y estamos respondiendo con gran velocidad y profesionalismo”, dijo Trump, al inicio de su discurso.

Trump intentó llevar además algo de calma sobre la salud de la economía, que ha sufrido ya un duro golpe por la pandemia: “Esto no es una crisis financiera. Esto es solo un momento que superaremos juntos como nación, y mundo”, afirmó el mandatario.

Sin embargo, anunció un paquete de medidas para prevenir un daño mayor a la economía, incluidos préstamos para las pequeñas y medianas empresas y el diferimiento del pago de impuestos por US$ 200.000 millones. 

“Estamos en una fase crítica en la lucha contra el virus”, dijo el mandatario. “No nos demoraremos. Nunca dudaré en tomar los casos necesarios para proteger la vida y la salud de los norteamericanos. Siempre pondré el bienestar de Estados Unidos primero”, agregó.

“Estamos todos juntos en esto. Debemos dejar la política de lado, el partidismo y unirnos como nación”, abogó. “Nuestro futuro sigue siendo más promisorio de lo que nadie hubiera imaginado”, insistió.

El discurso de Trump buscó resetear el mensaje y la respuesta de su gobierno a la pandemia, la peor crisis que enfrentó el magnate desde su llegada a la Casa Blanca. Trump había hecho hercúleos esfuerzos por minimizar la crisis. A fines de febrero, había dicho que el virus estaba “bajo control”, y que era “como la gripe”. Incluso hasta ayer, había seguido en la misma línea: “Se irá. Mantengan la calma”, dijo, luego de reunirse con legisladores en el Congreso para discutir medidas para insular a la economía.

Estados Unidos es el país con mayor cantidad de personas diagnosticadas con Covid-19 en el Hemisferio Occidental. Ya hay más de 1100 casos, y uno de los principales funcionarios del gobierno federal al frente de la crisis advirtió en el Congreso que la pandemia “empeorará”, y contradijo al presidente al afirmar que la enfermedad era más letal que la gripe.

COMENTARIOS