Coronavirus

“Entramos así nomás”: escaso control en Ezeiza a pasajeros que vienen de Europa

Un móvil de un noticiero realizado este miércoles desnudó la inexistencia de controles contra el coronavirus a los pasajeros que llegan de vuelos provenientes del Viejo Continente

miércoles 11 de marzo de 2020 - 3:03 pm

Los controles en el aeropuerto de Ezeiza para prevenir ingresos de personas infectadas con coronavirus brillan por su falencia, en el marco de anuncios sobre inversiones millonarias desde el Estado para combatir el brote y cuarentenas obligatorias a quienes hayan estado en países de riesgo.

Así quedó claro en móviles televisivos realizados esta mañana por Canal 9 y Crónica. Cronistas de los noticieros matutinos entrevistaron a pasajeros que llegaban a territorio argentino provenientes de países europeos y en casi todos los casos coincidieron en que no hubo controles para detectar posibles infectados.

A muchos de los pasajeros les hicieron firmar una declaración jurada, confirmando que no perciben síntomas. Sin embargo, pocos de los viajantes depositan la declaración jurada en el lugar donde deben, según confirmó el canal Crónica.

Los testimonios de los pasajeros argentinos que llegan desde Europa son contundentes: pocos o nulos controles y una decisión personal de ingresar en cuarentena.

“Entramos fácil. No hubo ningún protocolo de seguridad. No nos tomaron la temperatura ni nos dieron la planilla. Nada de nada. Ni nosotros ni el resto de los pasajeros. Nos dijeron que si teníamos síntomas que nos acerquemos y lo informemos”, coincidieron dos jóvenes que estuvieron 28 días en Londres de vacaciones, en diálogo con Canal 9.

Otro joven, que viajó por Roma, Milán, Münich, Praga y Budapest durante 16 días aseguró: “Nos hicieron llenar un formulario arriba del avión pero abajo no nos lo pidieron. No nos hicieron nada ni nos tomaron la temperatura. Hicimos mediaciones express, escaneamos el pasaporte y listo”, reveló. Agregó que no tiene ningún síntoma, que se siente bien de salud y que estará quince días en cuarentena “por nosotros y por todos los demás”.

Un tercer caso de un adolescente que vivía en Dinamarca contextualiza sobre la debilidad de los controles sanitarios en Ezeiza. Ante la pregunta de la periodista, narró: “Acá hay mucho movimiento por el tema y muchos barbijos, más que en otros aeropuertos de Europa. Cuando llegué no me tomaron la temperatura, no me controlaron ni tampoco firmé la declaración jurada”.

COMENTARIOS