Medio Ambiente

Crean bolsas que al caer al mar se convierten en alimento para peces

A partir del almidón de la yuca, un tubérculo abundante en Indonesia, un científico nacido en Bali creó unas bolsas 100% biodegradables.

viernes 6 de marzo de 2020 - 11:00 pm

El joven indonesio Kevin Kumala regresó a su natal Bali luego de vivir diez años en Estados Unidos y quedó devastado con lo que encontró en aquellas playas que recordaba como paraísos: toneladas y toneladas de basura.

“Cuando iba a surfear o a bucear ya no era un placer para mí, encontraba plásticos en todas partes”, le contó Kevin a El País.

Ante este escenario, decidió utilizar sus conocimientos científicos en crear algo que pudiera revertir la situación y centró sus esfuerzos en encontrar un reemplazo para las bolsas de plástico que pueden tardar hasta 300 años en biodegradarse.

Kumala encontró la respuesta que buscaba en la yuca, un tubérculo abundante en Indonesia. Usando el almidón de esta planta, replicó el proceso que se emplea para fabricar bolsas, incluso utilizando las mismas herramientas: una máquina de moldeo por soplado, una máquina de corte y una máquina de sellado.

Cada bolsa cuesta cinco centavos de dólar, más del doble de lo que costaría una de plástico normal. Sin embargo, su creación puede descomponerse en menos de 100 días, se disuelve en minutos en agua caliente y pueden comerlas los peces.

Avanti Eco, creada en 2014 por Kumala y su socio Daniel Rosenqvist, también fabrica otros productos “eco-friendly” como envases desechables  para comida hechos de caña de azúcar y pajillas para beber hechas a base de almidón de maíz que se biodegradan rápido y no dejan residuos tóxicos.

COMENTARIOS