Salud

Cómo aliviar los pies hinchados

Cómo solucionar una de las consecuencias de permanecer sentado por mucho tiempo

domingo 8 de marzo de 2020 - 7:35 am

Si permanecemos sentados por un periodo prolongado sin realizar ningún tipo de actividad muscular, con el efecto de la gravedad se acumulan sangre y otros fluidos en los pies.

No importa si nos dejamos puestos los zapatos o nos los sacamos durante la inactividad. Si los dejamos puestos, nos protegen de factores externos, pero inhiben la circulación, aprietan y, de cualquier manera, no impiden la hinchazón. Si los sacamos, nos sentiremos más cómodos, pero cuando intentemos ponérnoslos de vuelta, la tarea se complica. La concentración de fluidos en los pies ocurre, de modo similar, en el transporte en la oficina.

Caminar es una forma de solucionar esto, ya que cuando nos movemos la contracción de los músculos empuja los fluidos hacia arriba, y las venas contribuyen a este proceso enviando la sangre de vuelta al corazón.

A continuación, otras tres formas de aliviar esta molestia:

1. Alternar entre calor y frío

Para hacer este tratamiento contra la hinchazón de los pies y de los tobillos es necesario dos recipientes donde quepa el pie cómodamente, a continuación:

– Colocar agua caliente en un recipiente y agua fría o helada en otro

– Sumergir los pies primero en el agua caliente, durante 3 a 5 minutos, como máximo

– A continuación, sumergir los pies en el balde con agua fría, durante 1 o 2 minutos como máximo

Esta secuencia puede ser hecha hasta tres veces seguidas, debiendo terminar siempre con el agua fría. Se puede hacer este tratamiento o tantas veces como desees.

Antes de colocarlos en el agua caliente, comprobar con el codo la temperatura del agua, que no debe estar muy caliente, para no quemar en la piel. Y para asegurarte de que está bien fría, podés añadir algunos cubitos de hielo en el agua.

Este tratamiento casero sólo no debe realizarse si tiene alguna herida en la piel; cuando la piel está muy sensible o anestesiada o si hay muchas varices en los tobillos.

2. Descansar con las piernas hacia arriba

Para complementar este tratamiento casero es necesario acostarse de forma cómoda con las piernas para arriba, de modo que los pies queden por encima del nivel del corazón, porque esto también facilitar el retorno venoso y disminuye la inflamación de los miembros inferiores más rápidamente. Mantenerse siempre boca arriba, colocando unas almohadas por debajo de las piernas para no forzar las rodillas.

3. Recibir masaje en los pies

Mientras estás acostado de boca arriba, podés pedirle a otra persona que le haga un masaje en los pies. Es un excelente complemento que ayuda a disminuir la inflamación, pero debe ser realizada siempre en sentido ascendente, y por esto se deben presionar los pies de los dedos hacia las piernas. Colocar una crema hidratante o un aceite de almendra dulce, también es una excelente forma de hacer el masaje más relajante aún. Se debe masajear cada pie durante un minuto aproximadamente.

Fuente: Tua saúde

COMENTARIOS