Alimentación

¿Cuánto café se puede tomar durante el embarazo?

Cuáles son los efectos de la cafeína durante esta etapa

miércoles 4 de marzo de 2020 - 7:27 am

El café no es una bebida contraindicada durante el embarazo, pero tampoco es recomendable beberlo en exceso, ya que durante la gestación se recomienda limitar el consumo de cafeína. No solo hablamos de la cafeína presente, sino también la que contienen otros alimentos y bebidas como las deportivas, gaseosas o el chocolate.

Numerosos estudios, varios de ellos con resultados contradictorios, han abordado el tema para investigar los efectos de la cafeína durante la gestación, si hay una cantidad segura durante el embarazo y qué precauciones deberían tener en cuenta las embarazadas antes de beber sus tazas de café.

La cafeína es un estimulante, y por lo tanto acelera el ritmo cardíaco y puede elevar la tensión, algo nada recomendable si estás esperando un bebé. Al aumentar la secreción de ácidos, puede causar acidez estomacal, y con frecuencia produce insomnio y nerviosismo.

Si hablamos de los efectos en el bebé, el consumo elevado está relacionado con mayor riesgo de aborto y parto pretérmino. En cuanto al peso corporal del recién nacido, un estudio que relaciona el consumo de cafeína con el peso en ratones recién nacidos, concluye que se establece una pérdida de entre 21 y 28 gr por cada 100 mg diarios de cafeína consumidos por la madre. Una disminución que no representaría una disfunción grave en el caso de los nacidos en condiciones normales, pero sí en los que ya tienen asociados otros problemas o son prematuros.

La cafeína llega al torrente sanguíneo en 30-45 minutos después de la ingestión, luego se distribuye por el agua corporal, se metaboliza y excreta a través de la orina. La vida media promedio en el cuerpo es de 4 horas, pero en el embarazo se metaboliza más lentamente, lo que se traduce en que mantienen los niveles de cafeína por más tiempo.

La clave es entonces reducir la ingesta, beber con moderación y sustituir el exceso con otras bebidas más saludables como jugos de frutas o agua.

La OMS establece el máximo de consumo de café en embarazadas en 300 miligramos diarios. Por su parte, el Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos reduce esta cantidad en sus recomendaciones de 2010. Aconseja que limiten su consumo a menos de 200 miligramos de cafeína al día.

Esto sería el equivalente a una taza de 325 ml (11 oz) de café, a cuatro tazas de té de 240 mililitros, más de cinco latas de gaseosa de 350 ml al día, o seis o siete barras de chocolate negro.

Por tanto, podemos decir que beber una taza de café grande o dos pequeñas al día durante el embarazo es seguro.

La cafeína no solo está presente en el café, sino también en el té, los refrescos, el chocolate, etc. Si el límite es de 200 mg diarios, como referencia, según las equivalencias que nos da el Consejo Europeo de Información sobre la Alimentación, contamos con los siguientes datos:

– Una taza de 150 mililitros (ml) de café tostado molido contiene unos 85 mg de cafeína, 60 mg si se trata de café soluble y 3 mg si es descafeinado.

– Una taza de té de hojas o bolsas es de 30 mg, de té instantáneo es de 20 mg

– El cacao o chocolate caliente, contiene unos 4 mg de cafeína

– Un vaso (200 ml) de refresco con cafeína, contiene entre 20 y 60 mg de cafeína.

Fuente: Bebés y más

COMENTARIOS