Salud

Qué ocurre en tu cuerpo si no descansás bien

Los efectos negativos en tu organismo de este mal hábito

martes 3 de marzo de 2020 - 7:03 am

Quizá, de todas las partes de nuestro cuerpo, el cerebro sea una de las que más se resienta cuando no descansás. Esto es así porque el sueño permite que el cerebro depure las toxinas que acumula durante el día.

De lo contrario, estas toxinas tienden a acumularse. Además, se tiende a tener un menor nivel de concentración, mayor lentitud a la hora de pensar y menos rendimiento. Los recuerdos y los datos no se pueden retener correctamente.

Tu sistema inmunitario también puede verse afectado. No se conoce exactamente el mecanismo, pero el sueño estimula el sistema inmune. Por ello, cuando no duerme se bien se es más susceptible a las enfermedades. No obstante, parece que este hecho también podría aumentar el riesgo de desarrollar una enfermedad autoinmune.

Por otro lado, todo tu metabolismo se altera. Lo más común es que se suba de peso. Por una parte, se alteran las hormonas que controlan la saciedad. Al no dormir bien disminuyen los niveles de leptina. Esta hormona hace que nos sintamos saciados y no tengamos tanto apetito. Cuando hay menos cantidad tenemos mayor sensación de hambre.

No descansar nos hace sentir cansados y nos impide realizar ejercicio. Además, como si esto fuera poco, muchos aprovechan las horas de insomnio para picar alimentos y comer más de la cuenta.

Muchas enfermedades metabólicas, como la diabetes, se relacionan con este problema. Los científicos afirman que durante el sueño liberamos insulin, sustancia que permite regular los niveles de azúcar en sangre.

Tu estado anímico también se altera. Los estudios apuntan a que los problemas de ansiedad y depresión aparecen con más frecuencia en personas que duermen poco.

Lo mismo ocurre con las patologías cardiovasculares. No descansar aumenta el riesgo de padecerlas, al igual que de sufrir hipertensión arterial.

No debés dudar en consultar un especialista. El sueño es tan importante para tu salud como la alimentación o el ejercicio. Son actividades que, en base a buenos hábitos, pueden mejorar nuestra calidad de vida.

Fuente: Mejor con salud

COMENTARIOS