RIP Mamba

Dolor: la viuda de Kobe Bryant, devastada por la filtración de fotos del accidente de su marido

El abogado Vanessa Bryant solicitó una investigación de asuntos internos y señaló que no respetaron la intimidad que pidió la mujer a la policía

lunes 2 de marzo de 2020 - 3:31 pm

A poco más de un mes del trágico accidente de helicóptero terminó con la vida de Kobe Bryant, su hija Gianna de 14 años y otras siete personas, la que rompió el silencio fue Vanessa, viuda del ex jugador de Los Ángeles Lakers.

La mujer expresó que está “absolutamente devastada” por la supuesta filtración y difusión de fotos por parte de las autoridades del accidente, en las que se podían ver los cuerpos de los fallecidos.

Según informó el periódico local Los Angeles Times, en días posteriores al accidente un ciudadano informó de que uno de los policías mostraba “las horribles imágenes” del lugar del impacto y de los cuerpos en un bar de Norwalk, a unos 27 kilómetros de Los Ángeles.

Una declaración escrita por Gary Robb, abogado que representa a Vanessa Bryant, y publicada en su página de Instagram, dijo que ella le pidió específicamente a los funcionarios del sheriff el día del accidente que declararan el lugar del accidente como una zona de exclusión aérea para protegerse contra los fotógrafos, cosa que no respetaron.

El propio letrado solicitó una investigación de asuntos internos sobre las acusaciones y espera el “castigo disciplinario más duro posible” para los responsables. “Esta es una violación indescriptible de la decencia humana, el respeto y los derechos de privacidad de las víctimas y sus familias”, afirmó.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

CORRECTED: The department at issue is the Los Angeles County Fire Dept (LACoFD) NOT the LAFD KANSAS CITY, Mo.–(repost: BUSINESS WIRE)–Statement From Gary C. Robb, Legal Counsel on Behalf of His Client, Vanessa Bryant: Our client, Vanessa Bryant, is absolutely devastated by allegations that deputies from the Lost Hills Los Angeles County Sheriff’s Department and Los Angeles County Fire Department publicly disseminated photos from the helicopter crash site. Mrs. Bryant personally went to the Sheriff’s office on January 26th and requested that the area be designated a no-fly zone and protected from photographers. This was of critical importance to her as she desired to protect the dignity of all the victims, and their families. At that time, Sheriff Alex Villanueva assured us all measures would be put in place to protect the families’ privacy, and it is our understanding that he has worked hard to honor those requests. First responders should be trustworthy. It is inexcusable and deplorable that some deputies from the Lost Hills Sheriff’s substation, other surrounding substations and LACOFD would allegedly breach their duty. This is an unspeakable violation of human decency, respect, and of the privacy rights of the victims and their families. We are demanding that those responsible for these alleged actions face the harshest possible discipline, and that their identities be brought to light, to ensure that the photos are not further disseminated. We are requesting an Internal Affairs investigation of these alleged incidents. Mrs. Bryant is grateful to the individual who filed an online complaint exposing these acts of injustice, and for the choice to protect human dignity. We ask that anyone else who has information as to the facts underlying these alleged grievous and shameful incidents contact our office at 816–474-8080 or email via www.robbrobb.com

Una publicación compartida de Vanessa Bryant ? (@vanessabryant) el

“El alguacil Alex Villanueva nos aseguró que se tomarían todas las medidas para proteger la privacidad de las familias, y entendemos que ha trabajado duro para cumplir con esas solicitudes”, explicó Robb. Además, exigió que los agentes sean identificados “para garantizar que las fotos no se difundan más”.

Por su parte, la oficina delen lugar de abrir una investigación formal y pedir la colaboración interna como manda el procedimiento, la oficina del sheriff ordenó “silencio” y pidió a sus agentes que borrasen cualquier foto del lugar del impacto, garantizándoles que si lo hacían no habría ninguna consecuencia por la posible destrucción de pruebas.

COMENTARIOS