Alimentación

Qué le hacen los alimentos refinados a tu cuerpo

Los efectos negativos en tu organismo de la ingesta de estos productos

sábado 29 de febrero de 2020 - 7:55 am

Si sos de consumir alimentos refinados, sabrás que durante el proceso de blanqueamiento se eliminan muchas más cosas que la simple fibra alimentaria y se le añaden otras tantas.

Todos los que sufren este proceso son extraordinariamente ricos (o directamente puros) en hidratos de carbono: harinas, arroz, azúcar… El problema es que los carbohidratos refinados tienen la cualidad de aumentar de una forma infinitamente superior a los integrales los niveles de azúcar en sangre.

Existen dos tipos principales de alimentos sometidos al proceso de refinamiento:

Azúcares. En esta categoría está presente la sacarosa (azúcar de mesa) y los siropes como el de agave.

Cereales. En estas plantas, a los granos se les retiran las partes que contienen los nutrientes y la fibra alimentaria. La forma más común en la que nos los encontramos es en la harina (y por tanto, en la inmensa mayor parte del pan).

Este proceso hace que sean extraordinariamente fáciles de digerir, lo que permite que los pocos nutrientes que contienen (en su inmensa mayor parte, puras y duras calorías) sean absorbidos de manera casi inmediata. Es este factor el que propicia que sean calóricos y aumentan muy rápidamente la cantidad de azúcar en sangre. Los que tienen esta capacidad, se considera que tienen un ‘alto índice glucémico’.

Esto aumenta el riesgo de una gran cantidad de enfermedades como las cardiovasculares y la diabetes. Los que mayor cantidad de hidratos refinados contienen son la harina, el pan blanco, el arroz (blanco, claro), la repostería, los refrescos no light, la pasta, las golosinas y los cereales de desayuno.

El grano de arroz que compramos en el súper (o el de trigo, de ser ese el caso) es muy diferente cuando está en la planta. Consiste en tres partes:

– Salvado. Es la capa marrón oscuro que envuelve el grano y lo protege del exterior. Acá se concentra la mayor parte de la fibra alimentaria. Además, contiene vitamina B y minerales.

– Endoesperma. Supone la mayor parte del volumen del cereal. Está compuesto principalmente por hidratos de carbono y proteínas (como el gluten en el caso del trigo y cereales ‘primos’).

– Germen. Es la parte más rica en nutrientes y antioxidantes. Entre los más abundantes se encuentran las vitaminas del grupo B (menos la 12) y E y grasas poliinsaturadas.

El problema es que el proceso de refinamiento retira tanto el salvado como el germen, dejando los hidratos de carbono vacíos.

Fuente: Alimente

COMENTARIOS