Sociedad y tecnología

La campaña mundial contra los “robots asesinos” llega a Buenos Aires: de qué se trata

Se trata de un proyecto integrado por 140 organizaciones no gubernamentales en 61 países, que trabaja para prohibir preventivamente el uso de armas autónomas en virtud de preservar los derechos humanos

jueves 27 de febrero de 2020 - 3:39 pm

Esta semana, Buenos Aires es la sede de una cumbre mundial internacional que busca detener a los “robots asesinos”. Las reuniones, realizadas desde el miércoles y hasta el viernes en el Centro Cultural de la Ciencia, se dan  en el marco de la segunda reunión global de la Campaña para Detener a los Robots Asesinos, una alianza organizaciones como Human Right Watch y Amnistía Internacional.

La Campaña para Detener a los Robots Asesinos trabaja para prohibir las armas letales totalmente autónomas (LAWS) y así controlar el uso de la fuerza. Está conformada por 140 organizaciones no gubernamentales en 61 países, que trabaja para prohibir preventivamente el uso de armas autónomas.

La moderadora del evento fue la coordinadora de la Red de Seguridad Humana en Latinoamérica y el Caribe (SEHLAC), María Pía Devoto y participantes como Jody Williams (Premio Nobel de la Paz de 1997), Laura Nolan (ingeniera de software), Sylvie Ndongmo (representante por África de la Liga Internacional de Mujeres por la Paz y la Libertad – WILPF-) y Vanina Martínez, investigadora del CONICET.

Los participantes aseguran que este tipo de armamento autónomo, ya sea terrestre o por drones, provocará mayores desigualdades entre los países del primer mundo y aquellos en vías de desarrollo. Además, aseguran, perpetuaría la violencia hacia mujeres, niños y civiles y crearía un vacío de responsabilidad que rompería los consensos del derecho internacional

Científicas y activistas locales e internacionales presentaron sus argumentos en contra de la investigación y uso militar de programas informáticos automatizados que activen ataques con drones aéreos, terrestres, marítimos o espaciales.

“La cuestión fundamental es preguntarse por qué los seres humanos creen que está bien darle a una máquina la decisión de matar a un ser humano. Están diciendo que los sistemas automatizadas son parte de la tercera revolución en la guerra. ¿Queremos vivir con la amenaza de robots asesinos?“, planteó Jody Williams.

COMENTARIOS