Salud

Cómo usar de forma correcta la mochila para evitar lesionarse

Falta poco para el comienzo de clases y es importante tener en cuenta estas cuestiones

viernes 28 de febrero de 2020 - 7:20 am

Cargar con una mochila es uno de los gestos que hacen a diario los escolares y que puede impactar en la salud de su espalda.

Lo primero es ver si está bien ajustada, si tiene un tirante más alto que otro. Para que no se tuerza la espalda los dos hombros deben estar a la misma altura. El truco para comprobar que se lleva a la altura correcta es que no tape el trasero.

Además, para que vaya siempre pegada a la espalda los objetos que más pesan y que son más grandes tienen que ir en la parte que está en contacto con la columna vertebral.

Otro aspecto muy importante es que cada persona puede llevar un peso en la mochila. Esto depende de los kilos que pese cada uno. Para calcularlo: es el 10% de su peso corporal. A modo de ejemplo: si pesa 29 kilos, el máximo que puede portar en su mochila es 2,9 kilos.

Sobre las mochilas de carrito, son recomendables, pero siempre y cuando sepan usarse. Si empujás en lugar de tirar de ella, no te dolerá la espalda y no atropellarás a nadie ni te chocarás con el mobiliario.

En el caso de que opte por usarla, su brazo debe ir pegado al tronco. Este tipo de mochilas también tienen asas para poder colgarlas en la espalda cuando haya que subir o bajar escaleras. En ese caso también es necesario ajustar correctamente las cinchas de las asas. Hay otra alternativa para subir y bajar: colocarse frente a la mochila, flexionar las piernas y tomarla con los brazos. Así pesa menos que tirando de esta por las escaleras.

La postura para sentarse correctamente

Para sentarse adecuadamente, tanto en el colegio como en casa, es necesario seguir estos pasos:

– Poner el trasero en la parte de atrás del asiento.

– Colocar la espalda pegada al respaldo de la silla.

– Las piernas tienen que estar por delante, con las rodillas flexionadas y los pies con las plantas apoyadas completamente en el suelo. Si no te llegan los pies al suelo, colocar una caja -de zapatos, por ejemplo- para que los pies toquen en un punto de referencia.

– Cruzar una pierna mientras estamos sentados no es bueno para la circulación de la sangre por las venas.

Fuente: Cuidate Plus

COMENTARIOS