Entrevistas

Entrevista a Fernando Bravo: “La televisión es una etapa cerrada en mi carrera”

Joaquín Vega

Periodista deportivo, Licenciado en Ciencias de la Comunicación (UADE) y Redactor en Nexofin

En diálogo con Nexofin desde los pasillos de Radio Continental, el locutor comenta sobre su pasión por la radio, habla sobre cómo ve a la televisión y analiza la relación de Alberto Fernández con el periodismo

jueves 27 de febrero de 2020 - 1:28 pm

Desde hace más de medio siglo, Fernando Bravo siempre tuvo un romance ininterrumpido en su vida: la radio. El oriundo de San Pedro cuenta con la espalda ancha de ser uno de los locutores y conductores más destacados de la Argentina.

Todos los días, el presentador lidera Bravo Continental (de 13 a 17), por Continental. Pero el conductor tiene una vasta experiencia en el dial, donde destacó conduciendo programas como Siempre Rivadavia por Rivadavia (de 1976 a 1979), Revista 5, por Continental (entre 1985 y 1986), más tarde Bravo 1030 y Qué te parece, por Radio del Plata (de 1995 a 2008).

También ha participado en diversos ciclos televisivos: como actor, en la comedia Mesa de noticias (de 1983 a 1986), y como conductor, en el programa femenino Veinte mujeres (en 1985), ambos emitidos por ATC; presentó el magazine Con ustedes por Canal 13 (de 1986 a 1988) y por Canal 11 en 1989; también condujo Siglo XX cambalache (de 1991 a 1996) junto con Teté Coustarot, y el concurso Fer play (en 1994), ambos por el canal Telefe.

En octubre del 2010, la editorial Aguilar publicó su autobiografía ‘Mi domicilio es el aire: 40 años de radio y televisión’, un libro donde hace un repaso de su carrera, relata anécdotas y cuenta algunos pasajes de su vida personal.

En diálogo con Nexofin desde los pasillos de Radio Continental, el locutor comenta sobre su pasión por la radio, habla sobre cómo ve a la televisión y analiza la relación de Alberto Fernández con el periodismo.

Nexofin (N): Sos una persona identificada con la radio desde hace medio siglo, ¿por qué es una pasión?

Fernando Bravo (FB): Por un montón de motivos; la descubrí de chico y sentí que estaba mi vocación. Al encontrarla, tempranamente, uno le pone toda la energía.

Cuando uno transita este camino se da cuenta que es una pasión. Me imagino que a los jugadores de fútbol le debe pasar lo mismo; de chiquito tienen contacto con una pelota y con el correr del tiempo descubren que les gusta.

Esa es la ecuación por la cual uno resuelve que es su vocación y pasión.

N: ¿Cuál fue el mayor obstáculo en tu carrera?

Es el tratar de crecer todos los días; significa esfuerzos, dedicación, preparación y la vida diariamente plantea obstáculos (también en la profesión).

Como un obstáculo primero fue el trasladarme a vivir a Buenos Aires; soy del interior y en aquellos años venir acá era participar en los medios grandes. Ahora, la gente se queda en sus lugares y también desarrolla su vocación.

N: ¿Qué recuerdos tenés de tus primeras transmisiones deportivas con el automovilismo?

Muy buenos, por el enorme sacrificio que significaba eso. Me abría la puerta a una primera posibilidad de trabajar en los medios.

Tengo hermosos recuerdos del Turismo Carretera (se corría todos los fin de semana en un pueblo distinto); viajar y que mi viejo me iba a buscar a la ruta donde me dejaban los equipos. Lo atesoro mucho.

N: Tuviste varios maestros, ¿quién ha sido tu mejor crítico?

No lo sé; yo creo que la gente te critica a diario (por lo que haces y lo que dejas de hacer). Las mayores observaciones que he tenido las tengo en mi casa (mis familiares, hijos y mujer) que me digan ‘No hagas esto’.

He tenido muchos consejeros en la vida: Víctor Sueiro, Gustavo Yankelevich en la televisión y a diario cualquier observación que me hagan mis compañeros; lo tomo como un buen consejo.

N: ¿La televisión en una etapa cerrada?

Sí, es una etapa cerrada para mí; ya pasó mucho tiempo. Perdes el paso y ha cambiado mucho. Cuando uno se queda al margen tanto tiempo, la situación es diferente.

N: ¿Cómo fue tu aventura de abrir un boliche en tu San Pedro natal?

Fue lindo, una travesura de juventud el Boliche Bravo. Con dos amigos como Eduardo “Dardo” Budiño y Omar Riolfo. Fue en la década del 70’; eran años distintos a estos. Hoy no correría esa aventura.

N: Iniciaste un nuevo año de Bravo Continental con una mudanza de estudio, ¿cómo definirías a tu actual equipo?

Es muy eficiente; tal es así que no hemos hecho cambios. Solamente se fue Diego Schurman, por que se ha hecho titular de un programa a la mañana.

Mi equipo se acomoda bien a lo que yo pienso que tenemos que hacer en el programa y en la radio. Nos estamos reacomodando en el edificio, aunque parezca mentira; cuando uno se muda, se muda un poco con el programa. Lo tiene que acomodar con el tiempo y en eso estamos.

N: Una de tus casas es Radio Rivadavia, ¿cómo tomaste su relanzamiento?

Me parece bárbaro que le pase lo que pasa. Que haya un relanzamiento positivo y que hayan llevado un buen elenco de profesionales; le deseo mucha suerte. En esa casa tengo un particular cariño.

También, me parece que todas las radios que de pronto tengan un impulso nuevo (para mí modesto punto de vista) es muy bienvenido para el medio y los profesionales.

N: ¿Qué repercusión tuviste por tu editorial sobre Cristina Kirchner y el traspaso presidencial?

Tuvo algunas críticas. En realidad, es parte del juego que uno tiene cuando opina o toma posición sobre un tema. Lo que dije, en ese momento, lo sigo pensando.

N: ¿Cómo crees que será la relación de Alberto Fernández con el periodismo?

Yo espero que buena; hasta ahora, es una relación fluida y positiva. Espero que no se distorsione y que salga adelante.

Espero que proyectos en donde la prensa no pueda anunciar sobre casos de corrupción no progresen. Sería realmente nefasto.

COMENTARIOS