Seguinos en nuestras redes

Política Internacional

Jorge Arguello se reunió con Mike Pompeo en Washington en su rol de embajador

Este es el primer intento de Donald Trump de mantener una relación bilateral fluida con Alberto Fernández. A diferencia de Cristina Kirchner, Alberto Fernández quiere ser equidistante y no está plegado a Caracas, La Habana, China y Rusia

Jorge Arguello llegó este lunes a Washington al mediodía para asumir oficialmente como embajador argentino ante la Casa Blanca y, tres horas más tarde, será recibido por Mike Pompeo, secretario de Estado de los Estados Unidos.

Arguello ingresará a las 14 horas de Washington al despacho de Michael Kozak, subsecretario para Asuntos del Hemisferio Occidental, que en la nomenclatura de la diplomacia norteamericana significa que está a cargo de toda la agenda de América Latina.

No es habitual que el jefe de la diplomacia de los Estados Unidos reciba a un embajador recién llegado a DC: Pompeo es el encargado de llevar adelante la intención de Trump de que Alberto Fernández y la Argentina jueguen un papel importante en la agenda regional. El presidente tiene una mirada peculiar sobre la crisis de Venezuela, un objetivo geopolítico de la Casa Blanca que aún no armoniza con las ideas de Trump para América Latina.

Arguello, por su parte, agradecerá el respaldo de Trump a la negociación con el Fondo Monetario Internacional, comentará sobre la importancia de profundizar las relaciones bilaterales y explicará la “diplomacia desideologizada” de Alberto Fernández respecto a América Latina.

Publicidad

El secretario de Estado ya sabe que la Vía Alberto Fernández para la crisis venezolana es apoyada por México, pero necesita confirmar que esos dos países vinculados a la centro derecha regional se podrían sumar junto al Grupo de Lima, que ahora es encabezado por Brasil y Colombia. Trump quiere la reelección, necesita los votos latinos -en California, Texas y Florida-, y si el plan de Alberto Fernández va en ese sentido, bienvenido sea.

Política Internacional

Tras sufrir una gastritis erosiva, Alberto Fernández se reunió con Xi Jinping

El encuentro con el mandatario chino duró los 20 minutos pactados. El nuevo parte médico indicó que el Presidente se encuentra “en buen estado de salud”

Alberto Fernández retomó hoy su actividad en Bali, Indonesia, luego de presentar una gastritis erosiva con signos de sangrado que lo obligó a suspender su participación en la cumbre del G20, y mantuvo una reunión bilateral con su par chino Xi Jinping.

El nuevo parte médico firmado por el médico Federico Saavedra indicó que el Presidente se encuentra “en buen estado de salud”.

“Este equipo mantendrá informada a la opinión pública de la evolución médica del Señor Presidente de la Nación”, completó el escrito.

Debido al cuadro de salud del Presidente, el canciller Santiago Cafiero lo reemplazó en el primer panel de apertura de la cumbre de líderes sobre “Seguridad alimentaria y energética” como también en el almuerzo de bienvenida.

Publicidad

Macri y las elecciones de 2023: “No me gusta que me bajen ni que me pongan”

Cafiero urgió a los miembros del bloque a “recuperar la paz y contribuir a la recuperación mundial”.

Continuar leyendo

Política Internacional

La dura definición de un ex director del FMI: “El kirchnerismo y Alberto Fernández no entienden nada”

Se trata del economista Alejandro Werner, quien apuntó contra el Gobierno argentino y el acuerdo firmado con la entidad financiera.

El ex Director del Departamento del Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional (FMI), Alejandro Werner, opinó sobre el presente de la Argentina y fue muy duro al cuestionar al Gobierno, “Es difícil encontrar elementos para volverse optimistas con respecto a haya un consenso en la sociedad argentina para aplicar un paquete de políticas relativamente agresivo que estabilice y transforme el país”, disparó.

Además, manifestó tanto el kirchnerismo como el presidente Alberto Fernández “no entienden nada. Es un gobierno en el que no ha habido plan económico. Se llegó a un acuerdo con el FMI nada más para lograr el refinanciamiento”.

El economista también se refirió a la salida que debería tomar el país: “Una apertura de la economía más agresiva donde la inversión nacional e internacional llegue. Lo que tenemos ahora es una incongruencia entre la ambición de apoyo social a través de planes, subsidios y otras intervenciones del gobierno y, a la vez, la falta de un consenso de pagar impuestos para sostenerlo. Lo que ha llevado a reestructuraciones recurrentes y la inflación más alta del mundo”, planteó.

En tanto, Werner, considero que “hay ciertos elementos que pintan que pueda haber un cambio importante, una discusión más honesta sobre lo que Argentina necesita: un arranque del próximo gobierno con un planteamiento fiscal mucho más agresivo”.

Publicidad

“Hay políticos argentinos que hablan de que la argentina tiene que moverse a privatizar activos públicos, reducir el tamaño del Estado”, expresó el especialista. A lo que agregó que el país no puede mantener un gasto público del 45% del PBI porque “el tamaño del Estado debe ser proporcional a la capacidad que tiene la economía para sostenerlo”.

En cuanto al acuerdo que cerró el actual ministro de Economía con las autoridades del FMI, el ex funcionario sostuvo que “la idea fue alcanzar un programa de políticas públicas que sean las menos malas posibles. Son las que está intentando lograr Sergio Massa para contener esta situación que, en un buen escenario, le permitirá llegar a la elección del año entrante sin que estalle la olla a presión”.

Por su parte, el experto hizo hincapié en que de darse un cambio político en Argentina, de cara a las elecciones del año próximo, podría establecerse un periodo de gracia en cuanto a la llegada de inversiones y capital extranjero.

“A los inversionistas lo que les importa es su retorno. Con reestructura o sin reestructura, se puede generar un salto de esos bonos acompañado de un programa económico avalado por el Congreso y la sociedad. Así volverían los inversionistas a la Argentina. Sobre todo si en 12 meses hay un efecto catalizador que aumente el precio de la deuda”, destacó.

Publicidad

 

Continuar leyendo

Política

Rompió el silencio: Bolsonaro no reconoció la derrota ante Lula tras las elecciones en Brasil

El mandatario brasileño brindó una escueta conferencia de prensa en la que aseguró que seguirá cumpliendo “los mandatos de la Constitución”. Por otro lado, continúan los bloqueos por parte de camioneros que llamaron a los militares a intervenir.

A 36 horas de que cerraran los comicios en Brasil, dando por victorioso nuevamente a Lula da Silva, el actual mandatario Jair Bolsonaro rompió el silencio y no reconoció la derrota electoral.

El líder de ultraderecha brindó este martes una escueta conferencia de prensa en la que no mencionó al presidente electo. Con su discurso, agradeció a la población que lo votó y sostuvo que las manifestaciones en las calles son producto de la indignación.

“Quiero comenzar agradeciendo a los 50 millones de brasileños que votaron por mí”, dijo Bolsonaro desde el Palacio de la Alvorada, donde agregó: “Nuestra robusta representación en el Congreso representa nuestra valores: Dios, patria y familia”.

Jair Bolsonaro en conferencia de prensa tras la derrota ante Lula da Silva

Por otra parte, el mandatario que dejará su cargo el 1 de enero del 2023 dijo que siempre lo rotularon como antidemocrático. En ese sentido, aseguró que “seguirá siendo fiel a la Constitución”.

En lo que respecta a los grupos de camioneros que bloquearon carreteras en casi todo el país, aseguró que las manifestaciones son producto de la “indignación”. “Los movimientos populares son fruto de indignación y sentimiento de injusticia por cómo se dio el proceso electoral”, afirmó el líder ultraderechista.

Publicidad

Desde la madrugada del lunes que se perciben cortes en apoyo a Bolsonaro y la situación pareciera agravarse conforme transcurren las horas. Recientemente, según videos divulgados en las redes sociales por cabecillas de esa rebelión, sólo pondrán fin a la protesta cuando “el Ejército intervenga” para “impedir que vuelva el comunismo”.

 

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR