Embajada

Jorge Arguello se reunió con Mike Pompeo en Washington en su rol de embajador

Este es el primer intento de Donald Trump de mantener una relación bilateral fluida con Alberto Fernández. A diferencia de Cristina Kirchner, Alberto Fernández quiere ser equidistante y no está plegado a Caracas, La Habana, China y Rusia

lunes 24 de febrero de 2020 - 4:51 pm

Jorge Arguello llegó este lunes a Washington al mediodía para asumir oficialmente como embajador argentino ante la Casa Blanca y, tres horas más tarde, será recibido por Mike Pompeo, secretario de Estado de los Estados Unidos.

Arguello ingresará a las 14 horas de Washington al despacho de Michael Kozak, subsecretario para Asuntos del Hemisferio Occidental, que en la nomenclatura de la diplomacia norteamericana significa que está a cargo de toda la agenda de América Latina.

No es habitual que el jefe de la diplomacia de los Estados Unidos reciba a un embajador recién llegado a DC: Pompeo es el encargado de llevar adelante la intención de Trump de que Alberto Fernández y la Argentina jueguen un papel importante en la agenda regional. El presidente tiene una mirada peculiar sobre la crisis de Venezuela, un objetivo geopolítico de la Casa Blanca que aún no armoniza con las ideas de Trump para América Latina.

Arguello, por su parte, agradecerá el respaldo de Trump a la negociación con el Fondo Monetario Internacional, comentará sobre la importancia de profundizar las relaciones bilaterales y explicará la “diplomacia desideologizada” de Alberto Fernández respecto a América Latina.

El secretario de Estado ya sabe que la Vía Alberto Fernández para la crisis venezolana es apoyada por México, pero necesita confirmar que esos dos países vinculados a la centro derecha regional se podrían sumar junto al Grupo de Lima, que ahora es encabezado por Brasil y Colombia. Trump quiere la reelección, necesita los votos latinos -en California, Texas y Florida-, y si el plan de Alberto Fernández va en ese sentido, bienvenido sea.

COMENTARIOS