Sociedad y tecnología

Seguridad online: cómo eliminar datos personales de Internet

Te explicamos cómo puedes eliminar muchos de tus datos personales si quieres evitar posibles hackeos

lunes 24 de febrero de 2020 - 12:49 pm

Todo lo que un usuario escribe en Internet y puede ser visto por quien quiera dependiendo de las medidas de privacidad tomadas por el usuario. Sin embargo, muchas veces hay cosas que se pueden filtrar o que pudimos haber publicado sin protección y que hayan quedado flotando en la marea de Internet. Afortunadamente, es posible editar o borrar gran parte (no todo) de esta huella de forma manual.

“Para localizar este contenido, lo más recomendable es acudir a Google y buscarse a uno mismo, escribiendo entre comillas tu nombre y tu apellido, para posteriormente ir, con mucha paciencia, eliminando toda esa información”, explica Fernando Suárez, presidente del Consejo de Colegios de Ingeniería Informática (CCII) de España.

Sin embargo, esta técnica puede llevar demasiado tiempo y es por eso que hay herramientas que facilitan el trabajo.

Deseat.me ofrece una lista de todas las cuentas que se ha creado una persona con un email determinado y le permite solicitar su eliminación con solo pulsar un botón, mientras que AccountKiller recopila enlaces directos para facilitar que cualquier usuario pueda eliminar su cuenta en sitios como Gmail, Instagram, Netflix o Microsoft.

“Eliminar por completo la huella es prácticamente imposible: una vez publicamos información en Internet perdemos el control sobre ella y no sabemos quién puede acceder y con qué objetivo”, advierte Suárez y agrega: “una vez publicado algo en la web, perdemos el control sobre ese contenido”.

“Si publicamos una foto en una red social y posteriormente la eliminamos, no podemos tener la seguridad de que personas que hayan accedido a dicha fotografía no la hayan publicado en otros sitios web y, por lo tanto, su eliminación es mucho más complicada”, ejemplifica.

La ley del “Habeas data” nace como protección de nuestra información personal y como un derecho que tiene un ciudadano para borrar, bloquear o suprimir un dato personal difundido a través de internet, que de alguna manera afecte su derecho a la intimidad, al honor o a su propia imagen, o se considere un dato obsoleto que después de mucho tiempo carece de sentido.  En ese sentido, los términos de esta ley permiten pedirle directamente a Google que desindexe cierta información. Es decir, que cuando alguien utilice el buscador, una web determinada no aparezca entre los resultados. Existe un formulario para hacerlo. El usuario debe indicar uno a uno qué enlaces desea que se retiren e indicar el motivo.

Google puede retirar información personal que suponga un riesgo importante de robo de identidad, fraude financiero u otro tipo de daños específicos. “Por ejemplo, números de identificación como el DNI o datos de la tarjeta sanitaria, números de cuentas bancarias o tarjetas de crédito, historiales médicos, imágenes de firmas o fotografías de contenido sexual explícito subido a la web sin nuestro consentimiento”, especifica Su{arez.

Sin embargo, Juana María Perea, decana del Colegio Oficial de Ingeniería Informática de las islas Baleares, destaca que rellenar el formulario no garantiza que desindexen los datos. La compañía de Mountain View revisa uno a uno los enlaces y elige si desindexarlos o no. “Cuando envías una solicitud, en Google buscamos el equilibrio entre los derechos a la privacidad de los usuarios afectados, el interés público que pueda tener esa información y el derecho de otros usuarios a distribuirla”, afirma el gigante tecnológico en su web.

Por ejemplo, la compañía puede rechazar retirar información sobre estafas financieras, negligencias profesionales, condenas penales o conductas de funcionarios. A ello se suma que este formulario solo garantiza la retirada de datos dentro de la Unión Europea. Por lo tanto, los datos seguirán apareciendo en las versiones internacionales del buscador.

Créditos: LA NACIÓN

COMENTARIOS