Policiales

Dejó cocaína y marihuana en su casa, y las consumió su hijo de dos años

El padre fue procesado por el delito de "lesiones leves culposas", por el hecho ocurrido en la madrugada del 12 de diciembre de 2012

lunes 28 de abril de 2014 - 11:00 am

La Cámara del Crimen confirmó el procesamiento contra un padre que dejó cocaína y marihuana en su casa y su hijo de dos años las consumió.

El padre fue procesado por el delito de “lesiones leves culposas”, por el hecho ocurrido en la madrugada del 12 de diciembre de 2012.

Según la acusación, el hombre “no controló, en su calidad de progenitor, al menor, quien se encontraba bajo su exclusivo cuidado y como consecuencia de ello, el niño ingirió sustancias tóxicas -marihuana y cocaína- que se encontraban a su alcance dentro del domicilio”. [pullquote position=”right”]Dejó cocaína y marihuana en su casa y las consumió su hijo de dos años[/pullquote]

El defensor oficial del imputado, Ricardo Lombardo, explicó que “no se encontraba en la vivienda al momento del hecho, pues se encontraba trabajando y que sus hijos se hallaban bajo el cuidado de su concubina”.

La concubina es, en realidad, una niña de 16 años, que además estaba embarazada al momento de los hechos. El imputado argumentó que “se trata de una práctica habitual de la sociedad actual, que por su complejidad, impone a ambos progenitores la necesidad de salir a trabajar y dejar a sus hijos en confianza de un tercero”.

La causa se inició por la demanda de la abuela del menor y se basó sobre “las constancias médicas del Hospital y la copia de la historia clínica de la Clínica Privada Virreyes”, donde fue atendido el pequeño.

La abuela explicó que “la tenencia de los menores la tiene su hija (ex pareja del imputado), pero como ésta debió ser internada por un cuadro de neumonía el 2 de diciembre de ese año, le solicitó que cuidara de los niños, a lo que éste accedió”.

Los camaristas María Laura Garrigós de Rébori y Gustavo Bruzzone entendieron que “la violación al deber de cuidado que corresponde atribuir al imputado, por su posición de garante de la salud e integridad física del menor que se encontraba bajo su tutela, consiste, principalmente, en haber dejado sustancias tóxicas al alcance de los menores”.

“De la pericia química realizada sobre los diversos elementos secuestrados en el allanamiento de la vivienda del imputado, se advierte que fueron hallados rastros de THC”, el principio activo de la marihuana, añade el fallo, al que tuvo acceso DyN.

El padre fue procesado porque “tuvo la posibilidad de reducir considerablemente el riesgo de su producción e, incluso, tenía el deber jurídico de evitarlo”, pero no lo hizo.

COMENTARIOS