La muerte de Natacha Jaitt

Ulises Jaitt, a un año de la muerte de Natacha: “Me siento perdido en el mundo”

El hermano de la mediática señaló que se encuentra realizando una “investigación paralela” para colaborar con la causa

sábado 22 de febrero de 2020 - 9:20 am

El 23 de febrero se cumple un año de la muerte de Natacha Jaitt. La mediática apareció sin vida en el salón de evento Xanadú, ubicado en la calle Isla Verde 644 de La Ñata (Benavidez). De las personas que estaban con ella ese día ninguna se encuentra detenida.

La autopsia realizada sobre el cuerpo reveló que murió por una falla multiorgánica y que su cuerpo no presentaba signos de violencia. “Todavía no me entra en la cabeza. Siento que es una pesadilla, que en cualquier momento me voy a despertar y me van a decir que no pasó”, cuenta Ulises, su hermano, en diálogo con el canal TN.

A un año de su muerte, él sigue convencido de que a la modelo la mataron. Asimismo sostiene que de haber estado en Argentina nada de “esto” hubiera pasado. Cabe recordar que se encontraba de vacaciones en Brasil cuando ocurrió el fallecimiento.

En la entrevista recalcó que la causa judicial apenas avanzó y que recolecta pruebas para agregar al expediente. También señaló que sabe que su hermana lo está ayudando y que le da las fuerzas necesarias para criar a su sobrino, el hijo menor de Natacha Jaitt.

El conductor tiene muchos recuerdos sobre su relación con la modelo: “Siempre tuvimos una conexión especial”, recalcó. Consultado sobre si el menor pregunta por su madre, Ulises comentó que cuando van al supermercado, el chico señala diferentes objetos y le dice que su madre se los compraba.

“Después del entierro solo pude volver una vez, que fue cuando Valentino me lo pidió. La verdad es que me hizo muy mal. Yo soy un pibe muy duro, sin embargo, ese día lloré delante de ellos. No lo pude soportar. Claro que me gustaría volver, pero a la vez siento que es un viaje al dolor, que estoy yendo a morir yo. Natacha era la persona más importante de mi vida. Ante cualquier cosa, yo podía recurrir a ella. Me siento perdido en el mundo“, relató.

Asimismo recordó que sueña con su hermana: “La sueño como que está entrando por la puerta de casa o la veo acostada en un sillón. Ella me mira, pero no hay un diálogo. Me encantaría que me hable y poder escucharla para saber si está bien o para que me cuente qué pasó esa noche”.

Sobre el estado de la causa judicial aseguró que: “La causa está quieta. No hay detenidos y los testigos gozan de su libertad como si nada, cuando hubo tres de ellos que hicieron abandono de persona. En los videos se ve al dueño del complejo (Guillermo Gonzalo Rigoni) salir con la botella y las copas una vez que Natacha está fallecida. ¿Por qué se las lleva? ¿Por qué fue a limpiarlas? ¿Eso no es sospechoso para el fiscal? Lo mismo con Velaztiqui Duarte. Él fue quien agarró el celular de mi hermana, lo envolvió en una toalla y se lo llevó al auto. Pero para la Justicia todo esto no es nada. Lamentablemente, yo no puedo contra el poder”, recalcó.

Según Ulises, en la tablet que pertenecía a su hermana hay pruebas que podrían ayudar a la investigación de su muerte. Natacha había filmado a unos políticos el día que fue a comer con Lissa Vera. Me contó: “No sabés las cosas que dijeron”.

COMENTARIOS