Economía

La industria pierde peso en el PBI y ya está en los niveles de 2001

Representa sólo 15,5% de la economía, según estimaciones privadas. El deterioro amenaza con ser mayor este año con una caída prevista por la UIA de hasta 2,5% en la actividad sectorial

lunes 28 de abril de 2014 - 8:35 am

La actividad manufacturera disfrutó un boom tras la mega-devaluación, pero luego fue perdiendo terreno hasta terminar en estos días ocupando un lugar en la economía similar o más relegado que el de fines de los 90”, advirtió el economista Federico Muñoz, consultado por el diario El Cronista.

De acuerdo con un estudio de la consultora que dirige, la participación de la industria en la economía dio un salto tras la devaluación de 2002 pero luego tendió a decrecer hasta llegar a instalarse en 2013 prácticamente en el mismo nivel que en 2001. De esta manera mientras que en 2004 la industria explicaba el 16,8% del PBI, en 2013 habría retrocedido hasta 15,5%, casi el mismo nivel que presentaba en 2001.

“El relato oficial suele hacer alarde de la concreción de un proceso virtuoso de reindustrialización durante la última década. Sin embargo, un análisis exhaustivo de la evidencia disponible pone en duda la veracidad de ese logro”, aseguró Muñoz.[pullquote position=”right”]La industria pierde peso en el PBI y ya está en los niveles de 2001[/pullquote]

“A partir de 2008, se abrió una amplia brecha entre las trayectorias del Estimador Mensual Industrial (EMI) oficial y las estimaciones privadas de FIEL y el centro de estudios Orlando Ferreres y Asociados”, puntualizó Muñoz para luego advertir que por ello se puede inferir que la participación industrial en el PBI estaría en “nuevos mínimos”.

Para este año la Unión Industrial Argentina (UIA) espera una contracción de hasta 2,5% en la actividad del sector.
La industria también perdió participación en el mercado laboral. De acuerdo con el informe del estudio Federico Muñoz y Asociados, el empleo industrial como porcentaje del empleo privado total descendió de 21,8% en 2003 a 20,2% en 2013, “desmintiendo así al relato que ubica a la industria como presunto motor de la generación de empleo”.

En ese punto, desde la UIA admitieron en un informe reciente que desde 2012 el empleo se encuentra “estancado”. De esta manera, destacaron que los obreros ocupados en la industria, pasaron de crecer 3,1% en 2011 a 1,1% en 2012 y sólo 0,5% en 2013. Además, reconocieron que la tasa de empleo no registrado en el sector disminuyó entre 2003 y 2011 pero a partir de 2012 y en el marco de una menor demanda laboral, este indicador empeoró.

COMENTARIOS