Crimen en Villa Gesell

“En la cárcel nos gritan que…”: esto contaron Thomsen y Pertossi sobre su detención

Si bien se negaron a responder preguntas sobre el ataque que derivó en la muerte de Fernando, los acusados Ciro Pertossi, Máximo Thomsen, Blas Cinalli y Enzo Comelli dieron detalles sobre su estadía en el penal de Dolores

jueves 20 de febrero de 2020 - 12:23 pm

Cuatro de los acusados por el crimen de Fernando Báez Sosa comparecieron ante la Justicia de Dolores y, si bien no respondieron preguntas sobre el ataque ocurrido a la salida del boliche Le Brique, sí contaron detalles sobre su estadía en el penal de Dolores.

Uno de los que habló fue Ciro Pertossi, quien declaró que la fiscal Verónica Zamboni le genera “desconfianza”, y denunció que son amenazados por otros presos de la cárcel de Dolores, que les dicen que los “pueden lastimar”.

Pertossi criticó a la fiscal por supuesta filtración de información a los medios de comunicación. Al respecto, comentó: “Yo declararía pero no frente a Zamboni porque me genera desconfianza porque no sé si lo que yo voy a decir acá va a salir en los medios, como ya estuvo pasando”.

Y siguió: “Lo único que queremos es que todo esto termine. Tenemos ganas de declarar porque ya no soportamos la presión de los medios, de los presos que nos vienen amenazando cada día”.

Sobre su estadía en el penal de Dolores, Pertossi aclaró: “Los propios internos nos dicen que a nosotros nos pueden lastimar”. Y agregó: “Lo único que tenemos nosotros es miedo de que nos pueda llegar a pasar algo”.

Qué dijeron Thomsen y Cinalli

Y también habló Máximo Thomsen de la vida en el penal de Dolores: “Los otros presos nos gritan que tienen precio nuestras cabezas (…), que nos quieren violar, nos gritan de todo por la ventana”.

Luego, fue el turno de Blas Cinalli. “Tenemos todos miedo, por el tema de la cárcel, por la ventana nos gritan cosas, nos dicen que nos esperan”, dijo.

También apuntó lo mismo Enzo Comelli: “(En el penal) recibimos muchos insultos y amenazas de parte de otros internos por ventanas a la madrugada, a la tarde, a toda hora”.

“Nos quieren asustar afilando las puntas debajo de nuestra ventana, gritando nuestros apellidos reiteradamente, grabando videos esperándonos en los pabellones”, agregó.

COMENTARIOS