Economía

“Le adjudico pocas probabilidades, pero un default es posible”, reconoció el presidente del BCRA

Miguel Ángel Pesce expresó que "el Gobierno no va aceptar ningún tipo de propuesta" de reestructuración "que no sea sustentable"

jueves 20 de febrero de 2020 - 11:08 am

“Es posible, yo le adjudico pocas probabilidades, pero es posible”, respondió el presidente del Banco Central de la República Argentina (BCRA), Miguel Pesce, ante la consulta sobre un eventual default de deuda.

Y a continuación agregó: “Estamos en una negociación, el Gobierno va a hacer una oferta, y esa oferta puede ser aceptada o rechazada. Lo que sí, el Gobierno no va aceptar ningún tipo de propuesta que no sea sustentable en el corto y en el largo plazo”.

Sus palabras se dieron en el marco de las negociaciones que encara el Gobierno argentino con los bonistas, con una fecha límite tentativa para el 31 de marzo próximo.

Pesce continuó dando detalles sobre la intención que tiene el Ejecutivo Nacional: “Tenemos que tener un perfil de deuda que pueda ser pagado y en eso está trabajando el Gobierno y esa es la oferta que se le va a hacer a los acreedores. Va a hacer una oferta consistente y hay altas probabilidades de que los acreedores la acepten, pero no depende del Gobierno, si no de la voluntad de terceros. Alguna probabilidad de que haya rechazo de la oferta existe. Esperemos que no suceda”.

Deuda y reservas

Por otra parte, calificó de “aceptable” el nivel de reservas en la entidad monetaria, en el orden de USD 45.000 millones, y señaló que “son suficientes para afrontar las obligaciones que tiene el Gobierno” o “problemas con el ingreso de divisas o una mala cosecha o cualquier evento de riesgo”.

Sin embargo, economistas advierten que los dólares líquidos en las reservas sólo son de 12.000 millones de dólares, mientras que el esquema de obligaciones a pagar en 2020 supera los 30.000 millones de dólares.

Cotización del dólar

Sobre la cotización del dólar en la Argentina, Pesce evaluó que “el tipo de cambio es razonable para la competitividad y las necesidades que tenemos de exportaciones. No tenemos ninguna queja respecto de atraso del tipo de cambio”.

Y acotó: “Si no hubiera regulaciones cambiarias la demanda de divisas sería mucho mayor y el tipo de cambio sería más alto y los salarios serían más bajos y tendríamos más pobres en la Argentina”, expresó por radio La Red.

Consultado por la extensión que tendrán las restricciones a la compra de divisas, respondió: “Mientras la Argentina no vuelva a superar los USD 80.000 millones de exportaciones, como ocurrió a principio de la década pasada, vamos a tener este tipo de restricciones, salvo que queramos que el salario real caiga y queramos tener más pobres en la Argentina”.

Además, se refirió a las advertencias de las últimas semanas sobre un posible retraso en la cotización del dólar frente a la inflación del peso: “Juegan otras variables, pero nuestra intención es que el tipo de cambio no se retrase en términos reales”.

COMENTARIOS