crimen de Fernando Baez Sosa

El mensaje oculto en la selfie que los rugbiers tomaron minutos después del asesinato de Fernando

La nueva imagen fue clave para la defensa llevada a cabo por Fernando Burlando, ya que no sólo demuestra la actitud de los jóvenes respecto de el acto que acababan de cometer sino también deja ver por primera vez la cara de "Pipo", el acusado número 11

martes 18 de febrero de 2020 - 3:57 pm

Luego de que se dieran a conocer los nombres y rostros de los 10 rugbiers imputados por el crimen de Fernándo Baez Sosa, decenas de videos, fotos y conversaciones de lo sucedido aquella madrugada del sábado 18 de enero salieron a la luz y complicaron su situación judicial cada vez más.

Ahora, una foto tomada por el grupo de jóvenes tan solo 20 minutos después del crimen demuestra su actitud frente a la atrocidad recién cometida: se muestran sonrientes y relajados. La defensa de Fernando Báez, llevada a cabo por el abogado mediático Fernando Burlando, destacó que hasta “tenían tiempo para sacarse selfies”.

“Esto fue cuando volvieron a la casa que estaban alquilando. Esa es la imagen de los asesinos. Contentos, sacándose selfies. Es muy difícil excluir a los otros participantes”, específico el letrado.

En la foto, además, se puede ver un pequeño mensaje oculto: uno de ellos se encuentra de espaldas a la cámara, mostrando un buzo con inscripción en que se lee la palabra “Chiefs” (que significa “Jefes” en español), lo cual no parece ser una pura casualidad, sino que estarían intentando dejar en claro cuál es la situación “superior” en la que piensan que están. 

Esta prueba suma además otro dato de importancia a la causa: es la primera vez en la que se ve la cara de “Pipo”, el sospechoso número 11. Burlando dijo en relación a esto: “Es la primera imagen que tenemos del número 11. Está en el expediente. La fiscal tiene que investigar concretamente de quién se trata. La casa tenía 12 camas. Nosotros consideramos que el número 11 no es un testigo”.

COMENTARIOS