Salud

Diez hábitos para controlar la grasa abdominal

Qué podés hacer para disminuirla en las distintas partes del cuerpo

miércoles 19 de febrero de 2020 - 7:19 am

Eliminar la grasa de más puede ser un gran problema, porque empieza a almacenarse en áreas como los brazos, los muslos, el abdomen, y termina siendo realmente difícil tratarla, aunque algunos hábitos pueden ayudarte.

La que se aloja en la zona de nuestro abdomen es el tipo más peligroso, porque se acumula alrededor de nuestros órganos y aumenta las probabilidades de padecer cardiopatías, diabetes, entre otros problemas de salud.

Es por eso que si queremos cuidar nuestro bienestar podemos incluir estos consejos en nuestra rutina:

1. Probióticos

La flora intestinal juega un papel muy importante en nuestro peso. Los probióticos como el yogur son muy efectivos para mantener la bacteria ”buena” en equilibrio. Un estudio concluyó que si hay un desbalance en la cantidad de cada tipo de bacteria, hay más riesgos de sufrir obesidad.

2. Dejá de tomarte las colaciones demasiado “en serio”

Si bien los nutricionistas recomiendan disfrutar de snacks entre comidas, eso no significa que tengas que estar todo el día comiendo y mucho menos alimentos poco saludables. Es importante no perder de vista que todo lo que comemos aporta determinada cantidad de calorías. Podés acudir a tus frutas favoritas entre comidas.

3. No seas tan espontáneo con tu alimentación

Mantener una buena y ordenada planificación de nuestras comidas es la clave para cuidar nuestro peso. Si tenés un plan sobre qué comerás al día siguiente, reducirás el riesgo de tentarte con comida poco saludable.

4. No transformes tus emociones en hambre

En lugar de comer porque estás ansioso o triste, buscá otras actividades para cambiar tu estado de ánimo, que seguro serán mucho más efectivas que comer cuando no lo necesitás.

5. No bebas tanta soda

Las sodas azucaradas están relacionadas con la obesidad debido al alto contenido de azúcar que poseen. Notarás una diferencia enorme una vez que reemplaces la botella de soda por una de agua. Si bebés soda de dieta, debés tener en cuenta que, a pesar de que no contiene calorías, su consumo no es demasiado beneficioso para la salud. Este tipo de bebidas poseen muchísimos químicos que tu cuerpo no necesita.

6. No escatimes con los vegetales

En cada una de tus comidas es necesario que al menos la mitad o un cuarto de tu plato esté cubierto por vegetales. Son muy buenos y ricos en fibra, y evitarán que comas más de otros alimentos no tan saludables.

7. El café no es la solución

A pesar de que al otro día lo soluciones con dosis excesivas de cafeína, si no dormís lo suficiente tu salud puede verse muy afectada y tu objetivo en la pérdida de grasa abdominal, muy desfavorecida. Dormir menos de 7 horas puede alterar tu metabolismo y no te permitirá rendir al máximo al día siguiente.

8. Evitá el sedentarismo

Permanecer muchas horas sentado en tu escritorio será muy nocivo para tu salud y hará que te sea mucho más difícil perder peso. Esto se debe a que la enzima que quema grasa comienza a ser menos activa. Una corta caminata hasta el baño o moverte cada un par de horas puede marcar la diferencia.

9. Siempre necesitás ”algo dulce”

Si no estás dispuesto a reducir el consumo de los empalagosos postres que consumís cada noche es probable que nunca veas esa grasa abdominal abandonar tu cuerpo. A pesar de que son deliciosos, su elevado contenido de azúcar favorece el alojamiento de grasa en el abdomen. Si realmente necesitás comer algo dulce luego del almuerzo y cena, tratá sustituir los postres procesados por frutas.

10. Ejercicio

Además de la buena alimentación, el ejercicio de forma constante es clave en la pérdida de grasa abdominal. Cuando nos ejercitamos, los músculos usan la energía en lugar de almacenarla en forma de grasa. Para que sea suficiente, se recomienda realizar al menos 150 minutos de actividad aeróbica por semana.

Fuente: La Bioguía

COMENTARIOS