Argentina Open

Victoria épica de Schwartzman lesionado y un candidato europeo más firme que nunca

El Peque le dio vuelta un partidazo a Cuevas por 5-7, 7-6 (11) y 7-5 con una molestia que lo puso en duda para jugar la semifinal. Antes, Ruud despachó a Lajovic y mostró chapa

sábado 15 de febrero de 2020 - 5:16 am

Por Santiago Caruso (@Santiago_Caruso)

La jornada del viernes en el Argentina Open fue un tobogán de sensaciones. Además de conocerse los cuatro tenistas que alcanzaron las semifinales, Casper Ruud ratificó su destacado rendimiento en el certamen y Diego Schwartzman remontó un partido épico ante Pablo Cuevas que lo puso en duda para jugar su próximo compromiso.

Un agobiante calor se adueñó del Buenos Aires Lawn Tennis durante el turno inicial, a cargo del duelo de los europeos Ruud y Dusan Lajovic. El noruego protagonizó otra gran actuación y despachó al serbio con un 7-5 y 6-1. A los 21 años tendrá la posibilidad de alcanzar su segunda final ATP luego de perder con el chileno Christian Garín en la definición del Torneo de Houston 2019.

A continuación llegó uno de los encuentros más esperados, el de los argentinos Guido Pella y Juan Ignacio Lóndero. El primero lució su calidad habitual pero le costó cargar con la categoría de favorito; incluso cuando parecía encaminar el desarrollo, las molestias físicas que acarreó de la semana anterior dijeron presentes y le impidieron revertir el resultado.

El Topo aprovechó las ventajas y volvió a quedarse con un partido clave entre ambos luego de la final de Córdoba en 2019, donde levantó su único título hasta ahora. Con un servicio potente y preciso en los momentos claves consiguió un ajustado 6-4 y 7-6 (7-4 en el tieabreak) para jugar su primera semifinal porteña.

El Peque Schwartzman, encargado de cerrar la velada del jueves pasadas las 2.30 am del viernes, protagonizó una película dramática de 3 horas y 41 minutos frente a Pablo Cuevas, un hombre de experiencia y comprobada categoría. El uruguayo ganó el primer set 7-5 y en el tiebreak del segundo tuvo cuatro match point, sin embargo el crédito local se enfundó en el apoyo de su gente y salvó las oportunidades a puro corazón.

Como si fuera poco, todavía había tiempo para más. Al frenético tercer parcial, el cual pasó de 4-1 a favor del número 14 del mundo a 4-4 igualado, se le agregó un condimento: el árbitro cortó el juego en una confusa acción y dejó a Schwartman a un punto de ganar el cotejo. Cuevas defendió con agresividad y ahí el Peque sintió un “tirón en el aductor”, tal le dijo al médico que interrumpió la adrenalina con el objetivo de asistirlo.

Prácticamente en una pierna Schwartzman disputó los dos games restantes y derrotó a un conmovido Cuevas por 5-7, 7-6 (11) y 7-5; lo que sembró un manto de dudas de cara a su presencia contra Pedro Sousa, portugués que cortó el sueño del brasileño Thiago Monteiro en un 7-6 (5) y 6-4. Todo parece indicar que sufrió un desgarro y no podrá competir por una nueva final. “Estoy con sensaciones encontradas”, dijo al finalizar la épica victoria.

Semifinales

Juan Ignacio Londero (Argentina) – Casper Ruud (Noruega)

Diego Schwartzman (Argentina) – Pedro Souza (Portugal)

COMENTARIOS