Belleza

Cómo elegir y usar el cepillo adecuado para cada pelo

Qué tener en cuenta según las características de tu pelo

viernes 14 de febrero de 2020 - 7:05 am

Quizás te sientas atraída por un cierto cepillo para el cabello por su diseño, color o cómo lo sentís en tu mano o en el cuero cabelludo, pero no peina correctamente de la manera que te gustaría.

Pero es fundamental elegir uno en base a tu tipo y textura de cabello para evitar daños, obtener un gran estilo, reducir el frizz y mantenerlo con una apariencia saludable.

El adecuado te dará mucha satisfacción cuando masajee tu cuero cabelludo, distribuya los aceites y ayude a tu pelo a mantener su brillo. Por otro lado, el incorrecto puede crearte frizz, nudos e incluso empeorarlo. En el cabello fino, cepillar es la causa principal de daño para aquellas que luchan por agregar volumen y aumentar los rizos.

Para el cabello fino, los diseñados para agregar volumen y reducir el frizz tienden a ser los más compatibles. Los disponibles en modelos ventilados, planos, con cerdas mixtas y redondos, cuentan con una variedad de propiedades que mejoran el cabello, que incluyen nylon iónico, cerdas de jabalí y tecnología cerámica.

Las cerdas de jabalí distribuyen los aceites de manera pareja para lograr un estilo suave y sedoso, especialmente si tenés cabello grueso. También pueden agregar volumen a los tipos de pelo finos y normales. Sin embargo, cada persona es única, y es posible que puedas encontrar que un cepillo con cerdas sintéticas o con una combinación de cerdas de jabalí y nylon, puedan deslizarse por todos tus mechones de manera fácil. Luego de lavar y secar  bien tu cabello, tratá de usar un fijador desenredante antes de comenzar a peinar. Se puede usar un cepillo para cabello con cerdas suaves y flexibles ya sea cuando el cabello esté húmedo o seco para ofrecer mayor versatilidad.

Cualquiera sea tu tipo, cuanto más suave esté, mejor. Tratóa de cepillarlo desde las puntas hacia arriba hasta el cuero cabelludo, trabajándolo en pequeños tramos, subiendo hasta la mitad del tallo y finalizando en la raíz.

Si tenés el cabello corto a medio largo (y tu vida ajetreada hace que tengas poco tiempo), es posible que quieras tener un cepillo con tubos ventilados para que te ayude a secar más rápido ya que permiten que el flujo de aire de tu secador llegue a tu cabello más fácilmente para lograr un peinado rápido.

Ideal para cepillar diariamente cualquier tipo de cabello, uno plano con cerdas de jabalí distribuirán los aceites naturales desde tu cuero cabelludo hasta las puntas para lograr un brillo natural y con apariencia saludable. Las cerdas flexibles ayudan a desenredar el pelo húmedo, realmente delicado, sin dañarlo. Debido a que las de jabalí son muy suaves, el cepillo trabaja en todos los nudos sin trabar los mechones finos. Si también tiene un acolchado suave, mejor, ya que se adapta a tu cuero cabelludo para evitar más daños.

Formas de uso

Uno con cuerpo ventilado es la clave para un estilo óptimo, siempre y cuando sea lo suficientemente resistente para tomar incluso los mechones más resbaladizos, pero lo suficientemente suave para el cabello más fino.

Si querés un estilo con mayor volumen y un poco de rizos, usá uno redondo. Los cepillos redondos vienen en muchos tamaños, pero la regla general es que cuanto más pequeño es, más cerrado es el rizo. Para ayudarte a fijar el peinado, mantené cada sección del cabello tirante en el cepillo y agregá aire frío con tu secador luego de secar.

Los cepillos con base acolchada (conocidos como “cepillos planos”) tienden a ser el mejor para alisar el pelo fino. Ideal para lograr un peinado lacio y suave que se adapta tanto para cabello largo como para el lacio hasta los hombros. Generalmente, tienen cerdas de nylon y se usan para secar el cabello y lograr un acabado suave y plano.

Si estás buscando una suavidad óptima y resultados rápidos, alisá la cutícula y peiná con uno plano, que abarca más cabello por vez. Tratá de sostenerlo con las cerdas hacia arriba y secá hacia abajo desde la coronilla hasta la nuca, luego secá los costados hacia la parte superior de la raíz a las puntas. Para la parte de adelante usá un cepillo redondo para modelar las secciones que enmarcan tu rostro.

Al momento de elegir uno, el tipo de tubo es la clave. El cepillo brushing fija el calor para secar rápido y lo regula de manera eficiente para protegerlo contra los daños. Los tubos ventilados permiten que el aire fluya libremente para lograr un peinado rápido con secador y alisar a medida que lo desenredás. Los tubos iónicos, de turmalina y de cerámica ayudan a secar rápido, disminuir el frizz y a agregar brillo.

Para un cepillado general y mantener el brillo y cuerpo con apariencia saludable, las cerdas de resistencia suave a mediana con una base acolchada, tienden a funcionar bien.

Fuente: Conair

COMENTARIOS