Belleza

Pasos y tips para depilar tus cejas de forma correcta

Consejos para que esta parte del rostro luzca prolija y acorde al resto de la cara

viernes 14 de febrero de 2020 - 7:00 am

No expresan lo mismo unas cejas limpias, perfectamente delineadas con una forma acorde al rostro que unas desaliñadas, demasiado separadas y con falta de naturalidad.

Para algunas, depilarlas tan solo significará perfilar y dar forma quitando un poco de vello; pero, para otras supone todo un reto de rellenar y perfilar huecos con maquillaje y, para el resto, toda una labor dedicada a la arquitectura y el diseño.

El primer mandamiento es siempre respetar su forma natural. Fijate en si tienden a ser redondeadas, más bien rectas o como un triángulo marcado y respetalas aunque las definas. Si te proponés modificar drasticamente la forma seguro que lo conseguís, pero eso no quiere decir que vayas a salir favorecida.

Lo primero es peinarlas hacia arriba, siempre en esta dirección. Recortá cuidadosamente con unas tijeras los pelos que sean demasiado largos y se salgan de la línea natural de la ceja. Si es mixta, es decir, mitad lisa mitad rizada, podés recortar los pelos rizados para que al estar más cortos no consigan rizarse. Pero con mucha precaución.

Una vez que están peinadas y recortadas, debés calcular cuánto pelo podés retirar de la zona del entrecejo y de los extremos. Para ello, realizá la prueba del lápiz. Tomá uno y colocalo en posición vertical a cada lado de la nariz con la punta hacia arriba, el pelo que sobresalga de la punta del lápiz hacia dentro puede ser retirado tranquilamente. Nunca te pases de ancho del entrecejo porque si no, parecerá que tenés los ojos demasiado separados. Ahora, colocá el lápiz en posición diagonal en la mitad de tu labio inferior dirigiendo la punta hacia el borde exterior del ojo. Tu ceja debería acabar en el punto al que llega la mina del lápiz.

En cuanto a la forma, intentá no retirar pelos de la parte superior de la ceja para mantener la forma natural de ésta. Depilá solo aquellos pelos que se vea claramente que sobran y siempre tirá de ellos en el sentido del crecimiento del pelo para evitar que te salgan granitos.

– Si son demasiado rectas, depilá un poco la zona del arco inferior y dejá los extremos largos para que tome una bonita forma ascendente.

– Si son demasiado arqueadas, retirá algo de pelo de los extremos para acortarlas y evitar que parezcas sorprendida todo el día.

– Si están demasiado pobladas, podés rebajarlas quitando pelos de la parte del arco inferior.

– Si son muy finas, podés hacerlas parecer más gruesas pintando con un lápiz del tono de tus cejas en la parte superior pequeños trazos que imiten a una ceja natural.

Duele menos depilarlas tras darse un baño con agua caliente porque los poros están más abiertos.

Si después de todo considerás que quedan demasiado despobladas o con algún hueco visible, podés recurrir al maquillaje para darles un acabado perfecto pero que siga siendo natural.

La mayor parte de ellos contienen en su composición gel fijador para matener la forma inamovible y sombra para rellenar. Una noción muy importante es tener en cuenta es el color de tu ceja, ya que el color del maquillaje debe ser un par de tonos más claro que el de tu cabello.

Fuente: Bekia

COMENTARIOS