Mundo Saludable

Una nueva investigación asegura que ser vegano ayuda a dormir mejor

Seguir una dieta sin alimentos de origen animal tiene muchos beneficios, desde factores ambientales hasta mejoras en la salud. Por qué los veganos y los vegetarianos duermen mejor.

viernes 7 de febrero de 2020 - 2:07 pm

En los últimos años, el interés por el veganismo y el vegetarianismo ha aumentado considerablemente. Una investigación realizada en junio último a pedido de la Unión Vegana Argentina (la ONG fundada en el año 2000) llegó al resultado de que el 9% de la población del país es vegetariana o vegana, lo que representa a más de cuatro millones de personas que basan su alimentación en principios no sólo relacionados con los alimentos, sino con una cuestión ética respecto del respeto a los animales.

Según la Sociedad Vegana, una organización benéfica registrada y fundada en el Reino Unido, las dietas veganas bien planificadas siguen pautas de alimentación saludable y contienen todos los nutrientes que nuestro cuerpo necesita. Incluso se han registrado disminución de la presión arterial y colesterol en personas que adquirieron éste hábito.

 

 

Un estudio publicado por el American Journal of Lifestyle Medicine podría ser el factor decisivo para aquellos que consideran abandonar el omnivorismo. Los hallazgos revelados por la investigación develaron que la carne procesada y los alimentos de origen animal pueden empeorar las condiciones para dormir, como la apnea obstructiva del sueño, un trastorno en el que la respiración se detiene y comienza durante el sueño. Pero, ¿qué productos se deben evitar para contribuir a una mejora en la calidad del sueño?

Diferentes hábitos pueden repercutir en la mala calidad del sueño. Desde el consumo desequilibrado de embutidos, carnes procesadas, productos de copetín y snacks; el consumo de café, té, mate o cacao y el consumo de alcohol; hasta una cena insuficiente en vegetales, legumbres y alimentos fuentes de triptofano que ocasionen hambre y dificultades para dormir por baja producción de melatonina”, explicó en diálogo con este medio la licenciada en Nutrición Delfina Fahey (MP 3438).

Una de las principales razones por las que el sueño puede interrumpirse por la noche es porque el sistema digestivo está sobrecargado y lucha por descomponer los alimentos ricos en proteínas como la carne. Por el contrario, los alimentos a base de plantas son mucho más fáciles de procesar para el sistema digestivo, lo que significa que es menos probable que moleste la hinchazón, el estreñimiento o la urgencia repentina de ir al baño.

COMENTARIOS